La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en un momento del Pleno
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en un momento del Pleno - ISABEL PERMUY

Carmena cita en Cibeles a los líderes de Palestina e Israel y arranca una gira internacional

En noviembre viajará a la Ciudad del Vaticano y a la Feria del Libro de Guadalajara (México)

MADRIDActualizado:

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, tiene previsto recibir este mes en su despacho tanto al líder palestino, Mahmud Abbas; como al presidente israelí, Reuven Rivlin, acompañada de una agenda internacional con viajes a México y a la Ciudad del Vaticano, donde participará en una cumbre sobre la trata de personas y crimen organizado.

La primera edil comienza este mes una gira internacional que la llevará a la Feria del Libro de Guadalajara (México) y a la Santa Sede. Además, a la agenda diplomática de la alcaldesa se suma un encuentro con el líder palestino el próximo 6 de noviembre con una recepción en el Palacio de Cibeles.

Catorce días después hará lo propio con el presidente del Estado de Israel, país que mantiene duras tensiones con el territorio liderado por Abbas. A Rivlin le hará entrega, como marca el protocolo al tratarse de una visita oficial, de la medalla de oro de la ciudad, una deferencia que no tendrá con el líder palestino por no ser un mandatario de un país oficialmente reconocido.

El día 10 de noviembre, Carmena intervendrá en la Ciudad del Vaticano en la cumbre de juezas y fiscales para abordar la trata de personas y el crimen organizado. El encuentro se celebrará en la Casina Pio IV, sede de las Pontificias Academias de Ciencias y Ciencias Sociales, lugar que ya conoce la regidora por un viaje celebrado el año pasado para asistir a una cumbre similar.

Además, antes de aterrizar en Guadalajara, la alcaldesa hará una escala en la Ciudad de México para reunirse con su jefe de Gobierno, Miguel ángel Mancera, y firmar un memorándum de entendimiento para reforzar el marco de colaboración mutua entre ambas partes. Lo mismo hará con el Gobierno local de la capital de Jalisco.

En junio de 2016 la alcaldesa de Madrid sufrió una deshidratación después de un viaje similar que la llevó a Bolivia, por lo que tuvo que ser ingresada. Después de un problema de salud similar durante un pleno municipal, Carmena declaró que «llevo una vida de trabajo, pero es tranquila y sana».