El Ayuntamiento de Madrid asume que deberá pagar 30 millones por la expropiación del frontón Beti Jai

La Junta de Gobierno aprobará mañana la modificación del presupuesto para cumplir con el nuevo justiprecio marcado por el Tribunal Supremo

MADRIDActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid abonará 30,8 millones de euros por la expropiación del frontón Beti Jai, 23 más que los desembolsados en 2015, tras la modificación del justiprecio en una sentencia reciente del Tribunal Supremo. El director general de Planeamiento y Gestión Urbanística, Juan Carlos Lasheras, ha explicado esta mañana en la comisión de Desarrollo Urbano Sostenible que la Junta de Gobierno aprobará mañana una modificación del presupuesto para satisfacer la demanda.

El Consistorio de la capital, entonces dirigido por Ana Botella, compró el frontón a la empresa Tercosul Gestión, en la primavera de 2015, por 7,3 millones de euros, la cifra marcada en 2011 por el Jurado de la Expropiación Forzosa de la Comunidad de Madrid. El pasado 10 de noviembre, sin embargo, el Supremo elevó el valor del inmueble, situado en la calle de Marqués de Riscal a 30,8 millones de euros.

A las preguntas de los ediles Bosco Labrado y Mercedes González, de los grupos de Ciudadanos y PSOE, Lasheras aseguró que la enorme diferencia remite a que el Alto Tribunal no ha estimado como independiente el área del Beti Jai, como marca el Plan General de 1997 (el que estaba vigente en la compra), sino que ha considerado el índice de edificabilidad del entorno.

Labrado ha instado a Urbanismo a actuar con «celeridad» para que los intereses, que empiezan a contar desde abril de 2015 hasta su abono, no se dispare. González, por su parte, ha exigido al equipo de Gobierno a que justifique todos los pasos. Además, ha acusado al delegado del área,José Manuel Calvo, de no incluir nada de lo aportado por los grupos en la tramitación.

No afectará a la reforma

Juan Carlos Lasheras ha matizado que este nuevo justiprecio no afectará al proyecto de reforma del Beti Jai porque la parcela ya es propiedad del Consistorio. Aún en fase de alegaciones, el plan de reforma estudia la posibilidad de cubrir el frontón, ampliar sus usos y construir un aparcamiento. Las obras, ha recordado Calvo, pasarán por un concurso público.