El presidente Garrido posa ayer, junto a su equipo, en la Real Casa de Correos
El presidente Garrido posa ayer, junto a su equipo, en la Real Casa de Correos - ERNESTO AGUDO

El agridulce epílogo de Garrido

El presidente no será candidato pese al buen balance de una muy convulsa legislatura

MADRIDActualizado:

Once meses lleva Ángel Garrido ocupando la presidencia de la Comunidad de Madrid, a la que llegó tras la dimisión de Cifuentes, precipitada por los acontecimientos. A punto de publicarse el decreto de convocatoria de eleciones –que pone fin a las inauguraciones–, el jefe del Ejecutivo autonómico ha querido hacer balance de la Legislatura que termina. Y en la que, a pesar de los buenos resultados –en parte, reconoció, debidos a los tres años de presidencia de Cristina Cifuentes–, su partido ha decidido descabalgarlo de la carrera electoral autonómica. Una paradoja que pone el punto agridulce en su despedida.

Garrido resumió los principales logros obtenidos por las distintas consejerías. Tuvo tiempo para recordar a su antecesora con cariño –«con ella se fue injusto» y se le dio un trato «desproporcionado»– y a sus socios de investidura, Ciudadanos –«francamente inconstantes» aunque «no es el peor posible, ni mucho menos». Y también para recibir una calurosa y larga ovación de sus consejeros y diputados, que recibió con indisimulada emoción.

Economía: Crecimiento y bajada de impuestos

Varias han sido las bajadas de impuestos puestas en marcha por el Gobierno regional durante este mandato. Garrido las ha destacado, y también el crecimiento continuado de la economía que ha permitido crear 400.000 empleos en la región. Algo a lo que han contribuido las ofertas de empleo público «históricas» en Educación, Sanidad o bomberos.

Vivienda;: «El doble de lo prometido»

El presidente cifró en 2.800 las viviendas públicas entregadas en la Comunidad, «más del doble de las comprometidas», dijo. Por contra, criticó, «el Ayuntamiento ha hecho bastante menos de la mitad de lo que prometió».

Acabar con la Cañada Real

El fin de la Cañada Real está en marcha gracias a un gran acuerdo entre todas las administraciones. Es un ejemplo de políticas de consenso que ayer defendió Garrido. «Tener proyectos apoyados en la mayor base social es bueno», dijo. El centro, dijo, es «donde el PP siempre ha tenido sus grandes victorias» y «en eso está Casado y el 99 por ciento del PP».

Políticas sociales

Los presupuestos para Políticas Sociales se han incrementado un 31 por ciento y alcanzan los 1.800 millones de euros. Entre sus logros, destaca que antes de mayo se habrá eliminado la lista de espera de prestaciones por dependencia. Respecto a la lucha feminista, el presidente afirmó que «lamentablemente, todavía hay que hacer un esfuerzo en positivo por la mujer».

Educación

Se han reducido las tasas de escuelas infantiles (un 30 por ciento), de grado (22,5 por ciento), de grados y másteres (35 por ciento) y se ha puesto en marcha el cheque Bachillerato. Se ha consolidado el bilingüismo y se ha puesto en marcha el trilingüismo en algunos centros.

Sanidad

Está prevista y en marcha la reforma de varios de los grandes hospitales públicos de la región. Además, se ha rebajado la lista de espera para operarse hasta 47 días (la media en España es de 93). Y acaba de arrancar Biomad, para concentrar esfuerzos en investigación biomédica.

Grandes citas deportivas

La final de la Champions se celebrará en Madrid en 2019. Y la Copa Davis también tendrá su sede en la región este año. Son dos de las grandes citas que se han planteado, recordó Garrido. En materia de Medio Ambiente, se ha elegido un Comisionado par ael Cambio Climático y se ha aprobado el Plan de uso del Parque Nacional del Guadarrama, entre otros asuntos. Además, Garrido puso en marcha por primera vez una consejería exclusiva para Justicia.

Nuevas leyes

Durante este mandato, se han llevado a la Asamblea por el Gobierno 35 proyectos de ley y de ellos 20 se han convertido en leyes: entre ellas las de Víctimas de Terrorismo, la de Telemadrid,la de identidad de Género, o contra la LGTBIfobia. No han salido las de regeneracón Democrática, la Ley de Suelo ni la de Farmacia.