La conselleira de Política Social, Fabiola García, en el Parlamento
La conselleira de Política Social, Fabiola García, en el Parlamento - MIGUEL MUÑIZ
PARLAMENTO

La Xunta subirá hasta en un 75% la ayuda a 19.000 dependientes

La conselleira de Política Social, Fabiola García, pide aparcar el partidismo para aprobar la ley de impulso demográfico

SantiagoActualizado:

En la nómina correspondiente al mes de abril, un total de 19.000 gallegos en situación de dependencia se beneficiarán de un incremento en su prestación de entre el 10 y el 75 por ciento. Así lo anunció ayer la conselleira de Política Social, Fabiola García, en una comparecencia a petición propia en el Parlamento en la que, además de trasladar las líneas maestras de su departamento, avanzó algunos de los planes que llevará a cabo en el futuro, como la primera ley de impulso demográfico de Galicia o la publicación de un Plan de atención a las personas sin hogar.

En el apartado de dependencia, la conselleira explicó que el aumento de las ayudas será de un 10% para las personas con autonomía limitada que sean atendidas en casa por un familiar o de un 15% para contratar a un asistente personal. Para aquellas que reciban recursos para pagar una plaza de residencia, se incrementará un 20% en los casos de dependencias de grado I y III y un 75% en las de grado II. En paralelo, la Xunta prevé reforzar algunos servicios existentes —la Axuda no Fogar o el programa Xantar na Casa— e implantar otros pioneros. Uno será la posibilidad de que personas con dependencia moderada puedan compartir residencia —conocido como cohousing—, y el otro será el programa RedMay, que prestará asistencia en oftalmología, podología, servicio de apoyo personal y atención al Alzheimer en una veintena de ayuntamientos.

Los logros

Pese a no ser la suya un «área de grandes cifras», sino de «grandes nombres», García no dejó de reivindicar algunos de los avances cosechados en los últimos años por la Consellería, bajo el mando primero de Beatriz Mato y posteriormente de José Manuel Rey Varela. Así, la actual titular de Política Social defendió que en los dos primeros años de legislatura ya se ha cumplido el objetivo de atender a 60.000 dependientes, celebró la apertura de las treinta primeras Casas do Maior, destacó los beneficios de la Tarxeta Benvida sobre 40.000 niños y puso de relieve una extensa lista de conquistas desde que en el 2009 el PP se hiciera con las riendas del Gobierno autonómico. Entre ellas, multiplicar por tres las plazas de centros de día —ahora son 3.300— o duplicar, hasta llegar a las 24.000, tanto las plazas en escuelas infantiles como la tasa de cobertura (42%).

Con la vista puesta en el futuro, García también reveló una de las medidas que incluirá la primera ley de impulso demográfico de la Xunta. Será la implantación de una «renta familiar estandarizada»: un indicador con el que homogeneizar la situación de todos los grupos familiares ante la ventanilla de la administración. El texto, que como publicó ABC se inspirará en las aportaciones del Observatorio Galego de Dinamización Demográfica, comenzará su tramitación «a lo largo de las próximas semanas», informó la Consellería.

En este sentido, la responsable de Política Social pidió volcar el consenso alcanzado en el Observatorio —donde están representados todos los partidos, sindicatos, universidades o las organizaciones empresariales— sobre una ley que aspira a combatir el gran «reto» de la Comunidad en las próximas décadas. «Galicia espera de nosotros que sepamos dejar de lado consideraciones cortoplacistas. En el articulado no verán el color de ningún partido, solo el azul y el blanco de la bandera de Galicia», arengó García.

Su intervención dejó también otros anuncios, como el objetivo de lograr las 76 Casas Niño a final de legislatura, la actualización de los objetivos de la Agenda Social Única o la presentación a corto plazo de un Plan de atención a las personas sin hogar. En el apartado de juventud, se espera que en el primer semestre del año se dé a conocer un Plan estratégico 2019-2021 que pondrá énfasis en el emprendimiento.

Mientras, en la oposición, una de las más críticas con García fue la socialista Noela Blanco, quien aseguró que era el Gobierno el que estaba sacando «las castañas del fuego» a la Xunta en materia social. «Galicia avanza, pero será hacia la inanición», insistió después la diputada rupturista, Paula Verao. En la bancada nacionalista, Montse Prado lamentó las esperas en dependencia e incidió en que la sangría demográfica no se revertirá sin abordar «la falta de oportunidades».