El actual gobierno del PP desmontó a su llegada el reparto eólico del bipartito
El actual gobierno del PP desmontó a su llegada el reparto eólico del bipartito

La Xunta recurrirá al Supremo la anulación del concurso eólico

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia dicta fallos contradictorios sobre la valoración de una comisión de 2010

Actualizado:

La Xunta defenderá en casación ante el Tribunal Supremo su concurso eólico, después de que el TSXG estimara el recurso de la empresa Capital Energy y mandara repetirlo. El anuncio lo realizó ayer el conselleiro de Economía, Francisco Conde, estimando que existen sentencias contradictorias en el seno del Tribunal Superior, ya que ante el mismo supuesto recurrido, en un fallo previo se le daba la razón al Gobierno gallego y se ratificaba la validez del concurso eólico.

La sentencia en cuestión dice que la comisión de valoración que puntuó las distintas ofertas empresariales que optaban al concurso no motivó suficientemente la puntuación de uno de los catorce baremos evaluables, el referido a planes asociados a sectores estratégicos. En 2010, esa comisión decidió conceder 1 punto a todos los proyectos para evitar arbitrariedades.

El TSXG llega a decir en su fallo que de haber dejado desierto este baremo no habría lugar a reclamación, pero que al puntuar debió haberse justificado. Capital Energy estimó que su proyecto merecía mayor valoración y recurrió. Por ahora, la justicia le ha dado la razón, y el pronunciamiento del TSXG obligaría a la Xunta a reevaluar las ofertas.

Sin embargo, en noviembre de 2013 otra sentencia del mismo tribunal no encontraba tacha de ilegalidad en la anulación efectiva de este coeficiente, entendiendo que la Consellería prescindía de él «para disipar toda duda de arbitrariedad en las valoraciones de los proyectos».

Desde que la actual Xunta gobernada por el PP decidió desmontar el reparto eólico del bipartito, los tribunales se han convertido en el campo de batalla para las empresas que se creían perjudicadas. Sin embargo, de 21 recursos interpuestos contra el actual concurso eólico, el Gobierno gallego suma 17 sentencias favorables, 3 pendientes de resolver y solo un traspié, el conocido ayer, pendiente de que el Supremo diga la última palabra.

La oposición no dejó pasar la oportunidad para atacar a la Xunta. Desde el PSOE —partido que cuestionó en su día el reparto eólico de su bipartito porque era competencia del ala nacionalista—, José Luis Méndez Romeu lamentaba la «irresponsabilidad manifiesta» del Ejecutivo de Feijóo, preso «de una política de dislate». «Ni un megavatio instalado, ni un euro invertido, ni un empleo creado», resumió.

En esta línea se pronunció Antón Sánchez, diputado de AGE, para quien el concurso eólico «ya estaba muerto», y acusó al presidente de la Xunta de «defender a Gas Natural Fenosa». El nacionalista Francisco Jorquera se lamentó, por su parte, de las «políticas sectarias» que han provocado «el gran fiasco del sector eólico».