Incendio forestal en el municipio coruñés de Rianxo producido a finales del mes pasado
Incendio forestal en el municipio coruñés de Rianxo producido a finales del mes pasado - MIGUEL MUÑIZ
INCENDIOS FORESTALES

La Xunta limpiará 4.500 hectáreas cerca de casas para frenar el fuego

Los propietarios de los terrenos tendrán que asumir el coste a un precio de 350 euros/ha

SantiagoActualizado:

El próximo mes de mayo, los empleados de la empresa pública Seaga comenzarán los trabajos para desbrozar un total de 4.500 hectáreas. Se activará de este modo el convenio firmado entre la Xunta y la Federación Galega de Municipios y Provincias (Fegamp) para despejar de material combustible la franja de 50 metros alrededor de las viviendas y de los núcleos urbanos. El conselleiro de Medio Rural, José González, explicó esta mañana que este año se actuará en las 695 aldeas que se han identificado como zonas de mayor riesgo.

Pese a que serán las administraciones las que acometan la limpieza la factura recaerá en el propietario de los terrenos con un coste de 350 euros la hectárea. El convenio prevé también que si el propietario es desconocido o no paga, una vez que el coste de la limpieza supere el valor catastral de la finca está pasará a manos de la administración. El objetivo de la Xunta, según explicó González, es ir incrementando el número de hectáreas desbrozadas hasta llegar a las 16.000 en 2022. La legislación gallega obliga a que las franjas de seguridad estén libres de maleza y de eucaliptos, pinos y acacias, pero no de otros árboles. El plan es finalizar los trabajos en junio. «Avanzamos en la prevención real, la única manera de acabar de una vez por todas con una lacra que ataca año tras año a Galicia», subrayó el conselleiro.

Según explicó el titular do Medio Rural en la rueda de prensa posterior a la reunión del Ejecutivo autonómico, además de adecuar estas zonas, se impulsará en ellas la implantación de actividades agroganaderas «para buscar su limpieza permanente». El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, indicó que esta medida parte de una modificación del convenio de limpieza de las franjas de seguridad firmado en agosto entre el Gobierno gallego, Seaga y la Fegamp. De este modo, se promoverán proyectos piloto públicos o privados para movilizar estas tierras de gestión de biomasa y que «no haya que entrar a limpiarlas todos los años», explicó González, quien destacó esta iniciativa como «pionera».

Además de en las 695 áreas de alto riesgo que comprende la campaña de la Xunta, se impulsará el aprovechamiento económico de terrenos en otras 40 «aldeas modelo» donde Seaga también efectuará limpiezas, siempre con el «compromiso previo» de sus titulares. «Los dueños pasarán de pagar —350 euros hectárea desbrozada— a recibir una renta», ha añadido José González.

177 ayuntamientos

El convenio de protección de las aldeas supone la colaboración de la Xunta con los 177 ayuntamientos incorporados actualmente al plan, con los que se colabora para tramitar sus planes de prevención y defensa contra los fuegos. Los municipios tendrán a su disposición programas informáticos para agilizar el envío de notificaciones a los vecinos propietarios de los terrenos. Otra medida será el desarrollo de un visor web a través del cual los ayuntamientos podrán saber qué parcelas están obligadas a su limpieza, tal y como ha indicado el conselleiro do Medio Rural. Las actuaciones supondrán una inversión de casi 37 millones de euros por parte de las administraciones firmantes del acuerdo, de los cuales la Xunta aportará 28,7 millones. La limpieza de franjas y la prevención de incendios es «un tema clave en el presente y futuro de Galicia», aseguró Feijóo.