Lancha de Salvamento Marítimo tras su participación en el naufragio del pasado diciembre
Lancha de Salvamento Marítimo tras su participación en el naufragio del pasado diciembre - MUÑIZ
PARLAMENTO

El PP rechaza asumir las competencias de Salvamento y el BNG lo achaca al «espíritu de Colón»

Los socialistas optan por la abstención para no alterar el actual «marco competencial»

Santiago Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El pleno que ha arrancado este martes en el Parlamento suponía un examen para la vertiente autonomista del PPdeG. La oposición quiso sondear hasta qué punto los populares estaban dispuestos a aplicar el acuerdo aprobado hace semanas por unanimidad para equiparar el techo competencial de Galicia al de País Vasco y Cataluña. Y el ámbito elegido fue el mar. El BNG trajo a la Cámara una proposición de ley para solicitar el traspaso de competencias en Salvamento Marítimo y lucha contra la contaminación, pero el PP no entró por el aro. «Tener más medios es más importante y tener competencias no es garantía de salvar vidas», aclaró la diputada popular, Teresa Egerique.

Hubo no del PP pero tampoco el PSdeG acompañó al nacionalismo en el inicio de su «ofensiva institucional» para «defender más autogobierno». Los socialistas hicieron equilibrismos para valorar una propuesta que fue valorada en el ocaso del bipartito (2008). «Por nosotros no va a quedar», afirmó Loli Toja, «no seremos impedimento para tratar el traspaso con rigor pero sin alterar el marco competencial». Toja advirtió que haría falta una modificación profunda del texto para recabar el apoyo de su grupo. La enmienda no se produjo. El PSdeG se abstuvo.

El «optimismo» con que la líder del BNG, Ana Pontón, abrió el debate se vino enseguida abajo. La portavoz nacional del frente reconoció sentirse sorprendida al ver que los populares mostraban su disposición a jugar «en la división de honor» territorial, junto al resto de nacionalidades históricas. Sin embargo, cuando el PP anunció su 'no', Pontón endureció el tono. «¿Qué paso en estos quince días? Quizás levantaron el teléfono desde Madrid, el señor Pablo Casado le da órdenes a Feijóo». Además del BNG, En Marea también votó a favor de la transferencia.

La nacionalista denunció la sombra de la extrema derecha detrás de la agenda del PP. Un «espíritu de Colón», dijo, sobre la asistencia de Feijóo a la concetnración contra Sánchez en Madrid, que hace flojear el cariz galleguista del partido. «Sabemos lo que les duró ese frenesí por Galicia. Ahora lo que traen es espíritu de Colón: subordinación, subordinación y extrema derecha. Qué vergüenza».

En la bancada popular, fue Egerique quien aclaró que la Xunta había reducido a 10 minutos el tiempo de respuesta ante accidentes marítimos (gracias a dos helicópteros), y que por ello, lo prioritario es poner el acento en la disponibilidad de medios: «Los que tenemos en Galicia son para presumir y sacar pecho». En sus críticas a la oposición, denunció que el debate competencial opaque la incapacidad de la izquierda para reclamar inversiones en Galicia, en vista del recorte del 19% en las inversiones recogido en los PGE. En lugar de ello, achacó al PSdeG su inclinación por arrimarse a los nacionalismos, «vengan de donde vengan».