La sede de Nueva Pescanova, en Redondela (Pontevedra
La sede de Nueva Pescanova, en Redondela (Pontevedra

O Grove acogerá uno de los centros acuícolas más avanzados de Europa

Nueva Pescanova invertirá 4,5 millones en el complejo de I+D que proyecta en esta localidad pontevedresa

Santiago Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Nueva Pescanova proyecta en O Grove una de sus iniciativas más ambiciosas. Incluido en el plan estratégico que la compañía presentó a principios de octubre con un horizonte marcado en el 2020, construirá en la localidad pontevedresa el centro más importante de España y uno de los más avanzados de Europa en I+D con financiación privada. El «Pescanova BioMarine Center», dedicado a la acuicultura, se presenta clave en el marco de la estrategia de expansión del grupo.

Del total de 125 millones de euros que la multinacional contempla invertir en los próximos cinco años, la partida más abultada irá destinada a renovar la flota pesquera. Una decena de barcos que esperan poder construir íntegramente en astilleros gallegos si estos presentan una oferta competitiva. Otros 9 irán a renovar los sistemas de información y 4,5 millones se reservan para las mejoras en las instalaciones de O Grove, que abrirán en 2017.

En un principio el centro contará con medio centenar de técnicos que procederán de otras áreas de la compañía, tal y como explicaron a Efe fuentes de Nueva Pescanova que indicaron que el objetivo último es recuperar el papel protagonista de Galicia como líder mundial en el sector de la acuicultura. Se trata de un sector estratégico para la compañía, como se ha esforzado en acentuar su equipo directivo, un segmento en el que la apuesta es clara y fuerte, pues su peso en la facturación no es baladí: representa un tercio del total anual.

El complejo se levantará en las instalaciones que la pesquera posee en la localidad pontevedresa, donde dispone de 4.000 metros cuadrados de superficie, lo que supone que además de estar llamado a ser uno de los centros de referencia en investigación y desarrollo será uno de los más grandes de Europa. En este sentido, según recoge Efe de la empresa, «el trabajo desarrollado en ese espacio se dirigirá a mejorar las especies que cultiva la compañía en todo el mundo». Concretamente, se refiere al rodaballo, langostino vannamei y tilapia. Además, se estudiarán aspectos relacionados con genética, nutrición, manejo y salud, así como nuevas especies que puedan ser de interés para Nueva Pescanova.

El plan estratégico 2016-2020 de Nueva Pescanova, bautizado con el nombre «¡Todos a una!», incluye entre sus objetivos para este periodo incrementar en un 50% la cifra de ventas, hasta los 1.500 millones de euros, cuadruplicar el resultado operacional, hasta los 139 millones de euros. Un crecimiento basado en «la ambición comercial, la capacidad de transformación y suministro, la optimización de los costes, la gestión y los procesos, y la centralización de la organización de todas las filiales en una sola compañía (aunque sin que desaparezca ninguna de ellas)», matizan.