Rajoy (c) y Feijóo (2i) ante un auditorio abarrotado
Rajoy (c) y Feijóo (2i) ante un auditorio abarrotado - MIGUEL MUÑIZ
LA CAMPAÑA EN GALICIA

Feijóo reivindica la firmeza y «humildad» de Rajoy ante la «frivolidad» de Sánchez

El líder del PPdeG elogia la talla del expresidente y llama a no dispersar el voto en el primer gran mitin electoral

SantiagoActualizado:

Alberto Núñez Feijóo reivindicó el legado y la figura de Mariano Rajoy ayer en Pontevedra, en su primer gran mitin de la campaña para las elecciones generales del próximo 28 de abril, en contraposición con Pedro Sánchez: «Rajoy se fue cuando le pidieron que incumpliera la Constitución. Ahora tenemos un presidente basado y apoyado en gente que quiere destruir la Constitución. Esa es la gran diferencia, eso es lo que nos hace distintos y eso es por lo que vamos a ganar», proclamó Feijóo.

Ante un Auditorio de Afundación abarrotado, hasta el punto de que decenas de personas no pudieron acceder al haberse completado el aforo, con público de todas las edades —los carritos de bebé tuvieron que quedarse fuera, los folletos repartidos a la entrada servían de abanico—, el presidente del PPdeG cerró el acto —más nocturno que vespertino— por imposiciones de la televisión, pues de lo contrario habría cedido el honor a Rajoy, subrayó.

Feijóo, que hoy se multiplica con actos en Santiago, Teo, Carballo, Lugo y Guitiriz, ensalzó al expresidente del Gobierno y del PP por haber sabido «defender los intereses de España» e «irse con los principios intactos». Hizo hincapié en el «contraste» con Sánchez, de quien recordó que llegó a La Moncloa «de la mano de Podemos y los independentistas, quebrantando su propia palabra. No ha sabido estar a la altura de su responsabilidad y no ha gobernado para todos. Y se irá el próximo 28 de abril sin hacer nada bueno por España y ni siquiera un poquito por Galicia».

«Esto no es una broma»

«Nunca cedió un milímetro a un chantaje, nunca tuvo que implorar insistentemente el apoyo de Batasuna-Bildu y de Otegui, y antes que ser presidente con los apoyos que tuvo Pedro Sánchez, prefirió ser expresidente», ahondó Feijóo sobre la figura de Rajoy, de quien destacó su «humildad» frente a la «egolatría» de Sánchez y la «soberbia de los tres machos alfa»: Albert Rivera, Santiago Abascal y Pablo Iglesias.

«¿Qué habéis hecho, qué sabéis?», lanzó, enérgico, en referencia al resto de partidos. «Esto no es una broma, esto es España, protejamos España de verdad, trabajemos por España de verdad, no nos tomemos España de cachondeo», lanzó entre aplausos Feijóo, quien nuevamente llamó a concentrar el voto del centro-derecha en el PP para no beneficiar a Sánchez.

Pidió el voto el líder del PP gallego para su formación en las generales, con su candidato Pablo Casado a la cabeza, «porque creo profundamente en mi país. No estamos para permitirnos la frivolidad de Pedro Sánchez durante cuatro años» recordó, para que «haga y deshaga a su antojo» en la política económica y pague «peajes» a nacionalistas e independentistas

Trazando un paralelismo, llamó Feijóo a imaginar Galicia con el presupuesto o la política sanitaria en manos de En Marea y, como viene haciendo desde la precampaña, insistió en que «lo que no queremos para Galicia, no podemos quererlo para España».

«En nombre de los gallegos, que nadie tome España a broma, que nadie ponga a su tía que vive en un pueblo de Vitoria como número uno en Orense. Eso es una broma. No estamos para bromas, no, no», remachó Feijóo, que cerró con el orgullo que sienten en el PPdeG por Mariano Rajoy.

Ana Pastor dedicó buena parte de su intervención a ensalzar la figura de Rajoy, «el mejor presidente que ha tenido nunca España y el PP», en un eco de las palabras que le había dedicado, en la apertura, el candidato popular a la alcaldía de Pontevedra, Rafael Domínguez, quien prometió retirar el nombramiento de persona non grata a Rajoy cinco minutos después de levantar el recurso que pesa sobre Ence si vence en las municipales.

«Me considero una privilegiada por haber podido trabajar a tu lado 23 años», refirió Pastor sobre Rajoy, a quien describió como «gran político» y «gran persona». «Tienes calidad humana, eres discreto, para chulitos ya hay otros, eres prudente, eres responsable (…), una persona de una sola pieza y un político de una sola pieza», glosó entre aplausos. «Reconocemos en ti a la persona que supo unir y mantener vivo nuestro partido», incidió la candidata al Congreso, quien afirmó que no se extendía para no emocionarse.

El resto de su intervención lo dedicó a contraponer el balance de «Sánchez calamidad» al frente del Gobierno —«tiene razón Pablo Casado, nunca nadie hizo tanto daño en tan poco tiempo»— a un PP que calificó de «partido del futuro, que tiene que volver a gobernar España». En clave puramente gallega, prometió trabajar por la llegada del AVE y la transferencia de la AP-9.

«El PP es la única alternativa viable, preparada, fuerte y unida. ¿Sabéis para qué? Para mantener a España unida, a los españoles unidos y, sobre todo y por encima de todo, para generar bienestar y, como dijo Rajoy, para que mejore la vida de la gente», concluyó Pastor, quien prometió que se dejarán «la piel» y ganarán las elecciones.