La pareja del detenido acudió a la comisaría para reportar su desaparición
La pareja del detenido acudió a la comisaría para reportar su desaparición - NIEVES SANZ
SUCESOS

Denuncia falso secuestro y acaba confesando que lo hizo para justificar su ausencia en casa

El hombre dijo que unos invididuos lo retuvieron luego de robarle, pero la Policía descubrió que era falso

Actualizado:

Un hombre fue detenido por los agentes de la Policía Nacional adcritos a la Comisaría de Ribeira, en La Coruña, por denunciar haber sido víctima de un falso secuestro para justificar su ausencia en su domicilio durante varias horas.

Según ha informado la Policía Nacional, se trata de un individuo de 38 años, natural de Asturias, acusado del delito de simulación de delito, tras haber denunciado en la comisaría ser víctima de un delito de robo con violencia y otro de detención ilegal.

«Todo comenzó cuando la compañera sentimental del detenido se personó en las dependencias de la Policía Nacional de Ribeira para presentar denuncia por la desaparición de su pareja, manifestando que no tenía noticias de él desde la noche anterior, habiendo transcurrido 15 horas desde que ésta se produjo y que no había motivo aparente para su ausencia», ha relatado la Policía.

Unas horas mas tarde compareció en la comisaría el ahora detenido para denunciar que, durante la noche anterior, cuando se encontraba sacando dinero de un cajero automático de Ribeira, «fue abordado por dos individuos a punta de navaja quienes, tras sustraerle el dinero y otro efectos, le obligaron a introducirse a la fuerza en un vehículo, para posteriormente salir en dirección Boiro, supuestamente hacia el monte Curota», han relatado las mismas fuentes.

El hombre aseguró que, al llegar allí, lo introdujeron en el maletero donde lo mantuvieron encerrado varias horas, hasta que lo liberaron en las inmediaciones de Boiro. «Desde un primer momento los agentes tuvieron serias dudas de la veracidad de los hechos denunciados, debido a la incongruencia e incoherencia de lo relatado por el detenido», ha subrayado la Policía.

De este modo, tras iniciar las gestiones de investigación, una de ellas el visionado de imágenes captadas por las cámaras de seguridad, los agentes «pudieron constatar la inexistencia de los delitos denunciados», subraya la Policía.

Por ello, volvieron a citar al denunciante, que ésta vez confesó que lo que había denunciado «era mentira» y que lo había hecho para justificar la ausencia de su domicilio durante todas esas horas. Debido a esto se procedió a su detención.