LuísVillares, portavoz de En Marea, durante la pasada campaña de las autonómicas
LuísVillares, portavoz de En Marea, durante la pasada campaña de las autonómicas - EFE

Contas pide regular el crowdfunding para financiar campañas electorales

Alerta del vacío legal de este tipo de fórmulas usadas por partidos como En Marea

SantiagoActualizado:

El salto a la arena pública de las formaciones de la denominada «nueva política» trajo consigo un discurso crítico con los préstamos bancarios como método de financiación de campañas electorales y una defensa de sistemas como el crowdfunding, los microcréditos o los préstamos civiles. Ahora, con el uso de este tipo de métodos ya extendido en formaciones como En Marea, el Consello de Contas reclama llevar a cabo una «reforma» a nivel estatal que regule detalladamente este tipo de métodos para sufragar los gastos electorales, ante el «vacío legal» que existe en la actualidad.

Esta era la recomendación que ayer realizaba el conselleiro maior del ente fiscalizador, José Antonio Redondo, tras presentar en el Parlamento el informe sobre la contabilidad de las distintas formaciones durante la campaña de los pasados comicios autonómicos. Redondo apuntó que, a pesar de que los cuatro partidos que obtuvieron representación no incurrieron en ningún tipo de irregularidad, este tipo de métodos de economía colaborativa a los que recurrió la formación liderada por Luís Villares «no están contemplados» en la actual legislación.

En concreto, la formación rupturista recibió microcréditos por parte de 171 personas físicas por un importe de 109.000 euros. Unos préstamos civiles que «mientras no sean devueltos» el Consello de Contas se ha visto obligado a computar como «simples donaciones». Tras escuchar estas recomendaciones, el diputado de En Marea Antón Sánchez se comprometió a «tener en cuenta» las observaciones aportadas aunque defendió el micromecenazgo como una «buena fórmula».

No obstante, este no fue el único tirón de orejas del ente fiscalizador al partido instrumental. José Antonio Redondo denunció que la documentación presentada por los rupturistas contenía «importantes deficiencias» en cuanto a su organización, ordenación y estructura que «dificultó significativamente el desarrollo de la fiscalización». Unas deficiencias que Sánchez se comprometió a mejorar en un futuro para así poder facilitar el trabajo de este organismo.

3,4 millones de subvención

El informe presentado por el ente fiscalizador presenta un análisis detallado de los gastos e ingresos de los cuatro partidos de la Cámara autonómica y las subvenciones a las que tuvieron derecho por los resultados alcanzados. Así, concluye que el total gastado por estas formaciones rondó los 3,88 millones. El Partido Popular fue quien realizó una mayor inversión que alcanzó los 1,91 millones de euros, seguido de los 1,16 de los socialistas, los 480.000 euros que gastó En Marea y los 329.000 de los nacionalistas. Por el contrario, el montante total de las subvenciones recibidas por los cuatro partidos con representación en el Parlamento gallego se situó en 3,4 millones de euros, de los que el PP recibe 1,72, el PSOE 875.000 euros, En Marea 480.000 y el BNG 329.000.

La representante de los populares en la comisión, Cristina Romero, tachó de «buena noticia para Galicia» los resultados del informe ya que prueban que las reformas del Gobierno para garantizar la financiación pública de los partidos «fueron acertadas».