El conselleiro de Sanidade en una imagen de archivo
El conselleiro de Sanidade en una imagen de archivo - EFE
Necesidades de profesionales en el SNS

Almuíña anticipa un agravamiento del déficit de médicos en el horizonte 2030

«Si no aplicamos medidas especiales ya vamos a pasar años muy complicados», indica el conselleiro al Gobierno central. Sanidade insiste en una autorización ágil de nuevas plazas docentes y en un MIR extraordinario para la Primaria

SantiagoActualizado:

«Si no tomamos medidas con carácter extraordinario vamos a pasar unos años muy complicados en los que el modelo de Atención Primaria que queremos definir, un modelo de calidad como el que hemos tenido durante 40 años, se va a ver afectado de forma importante». El conselleiro de Sanidade lanzó este miércoles una advertencia rotunda sobre la necesidad de actuaciones especiales coordinadas a nivel estatal y sobre las consecuencias de la inacción en un momento decisivo para articular al menos una respuesta parcial a las dificultades actuales y futuras para la cobertura de determinadas plazas médicas.

El Ministerio de Sanidad y las consejerías del ramo acordaban ayer en la reunión de la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud agilizar la construcción de un registro estatal de profesionales sanitarios sobre el que poder evaluar con rigor las previsiones de plantilla a corto, medio y largo plazo. Por lo pronto, la ministra María Luisa Carcedo tomó nota de las peticiones y presentó a los representantes autonómicos las proyecciones de oferta y demanda de especialistas a 2030, inclinándose por actuar sobre la «raíz» del problema, que el departamento estatal focaliza en las condiciones de precariedad laboral y falta de atractivo de determinadas ubicaciones.

En Galicia, sostuvo Almuíña, los cálculos están hechos y reclaman actuaciones urgentes que trascienden las competencias autonómicas. «Lo que hemos visto nos preocupa y por eso hoy pedimos al Ministerio dos acciones para ganar tiempo y evitar lo que nos está diciendo nuestro registro: que vamos a tener un déficit más importante incluso en los próximos años, probablemente hasta 2030, en especialidades como Medicina de Familia o Pediatría (...). En los próximos años el número de jubilaciones supera ampliamente a los que estamos formando. Si no tomamos medidas con urgencia cuando venga este incremento tan importante de jubilaciones no vamos a tener respuesta», sostuvo.

Así argumentó Almuíña dos de las reclamaciones que la Xunta viene dirigiendo al Ministerio y que pasan por una convocatoria extraordinaria de plazas de formación MIR para médicos de Primaria y la eliminación de los límites a la convocatoria de plazas para reposición de efectivos, al menos, dijo, en la sanidad o en las especialidades médicas con necesidades más acuciantes (medicina de familia y pediatría, singularmente). Y es que, reiteró el conselleiro, «el malestar mayor que encontramos en la Primaria es precisamente por la imposibilidad de coberturas en muchas ocasiones por la falta de profesionales y esto no se palía sólo con medidas que se pueden tomar a nivel de comunidad autónoma».

Más capacidad formativa

Insistió también el conselleiro en la petición de un procedimiento «mucho más flexible» para la acreditación de unidades docentes: «Que nos acrediten para poder formar más especialistas», reiteró Almuíña, apostando por multiplicar la capacidad reconocida a los centros sanitarios para acoger y formar MIR. Asimismo, lamentó el bloqueo que supone la demora en el reconocimiento de la titulación a especialistas extracomunitarios: «Hay unas seis mil solicitudes de homologación pendientes que nos podrían ayudar a resolver este problema», señaló.

Sobre la mesa del Ministerio está también estudiar cambios en el decreto que regula la relación laboral de los médicos residentes que puedan ayudar a retener a profesionales en plazas de difícil cobertura o especialidades deficitarias. Galicia había pedido que los MIR formados en la Comunidad tuvieran un periodo obligado de permanencia en el sistema sanitario autonómico. El departamento de Carcedo se ha comprometido a «estudiar» con «cautela» las opciones legales.