Vicente Ordaz - El Faro

Tiempo de tonterías

«Ximo Puig quiere una legislatura tranquila y una negociación sin excentricidades»

Vicente Ordaz
Actualizado:

Empiezan las tonterías. Esas cuestiones a las que la clase política da una importancia exagerada y que al común de los mortales le entra por un oído y le sale por otro. El postureo comienza en la toma de posiciones para negociar el nuevo gobierno del Botánico. Ese al que Rubén Martínez Dalmau quiere cambiar el nombre (tontería 1) para dar la sensación e imagen, sobre todo ante los suyos, que Podemos ha llegado al gobierno. Como escribía este jueves por redes mi director aquí en ABC Alberto Caparrós, si hay un tercer tripartito no estaría mal traído denominarlo el pacto del Salto de la Novia (Navajas, Castellón).

Mientras tanto, como hay que estirar este chicle de la negociación sin cerrar ningún acuerdo hasta saber el resultado de las elecciones municipales y su influencia en el reparto de las Diputaciones Provinciales -esas por cierto que Compromís quiere eliminar pero en las que aglutina todos los cargos que puede (tontería 2)- entramos en el momento declaraciones públicas sin sentido alguno. Como muestra, Fran Ferri, portavoz de Compromís en Les Corts: “Lo que veo es que hay una actitud del PSPV actúa como si tuviera mayoría absoluta que no es así, deberían calmarse un poco” (tontería 3). Pues resulta que si, que en la alianza tripartita de izquierdas el PSPV si tiene mayoría absoluta y el nuevo gobierno botánico/Montgó/Salto de la Novia tendrá mayoría socialista.

Imagen de Rubén Martínez Dalmau
Imagen de Rubén Martínez Dalmau - ROBER SOLSONA

Y mientras tanto, Ximo Puig, el más listo de la clase, dejaba este jueves un mensaje a sus socios nacionalistas que en mi opinión ha quedado en segundo plano y en le que en esta partida de ajedrez que se está jugando en los medios es una clara declaración de intenciones y aviso para todos aquellos que intenten/consigan tensionar la negociación durante este mes de las flores. Puig ayer “Este será un gobierno para todos los valencianos y no sólo para aquellos que han votado, para todos, es un gobierno lejos de tener una posición sectaria, fanática o partidista”. Supongo que en Compromís lo habrán recibido. Ximo Puig quiere una legislatura tranquila y una negociación sin excentricidades. Este jueves ya lo hizo llegar, alto y claro.

Vicente OrdazVicente Ordaz