Vicent Soler y Mónica Oltra se disponen a presentar los presupuestos de 2019 este miércoles
Vicent Soler y Mónica Oltra se disponen a presentar los presupuestos de 2019 este miércoles - ROBER SOLSONA
CUENTAS DE 2019

El Presupuesto de la Generalitat sube un 10% con alrededor de 2.600 millones en ingresos no asegurados

La partida reivindicativa, la revisión del IVA, las liquidaciones sanitarias, la venta de patrimonio o la dependencia disparan la previsión de ingresos del Estado sin que estén garantizados

Las cuentas ascienden hasta un total de 16.706,8 millones para 2019 con la deuda como segunda «conselleria» en volumen de gastos

La televisión valenciana se queda con la misma cantidad del año pasado, 55 millones, pese la exigencia de más dinero

VALENCIAActualizado:

Con la fotografía junto a Podemos ya conseguida después de varias concesiones por parte del Consell, este miércoles la Generalitat desvelaba el detalle de sus presupuestos para 2019. El proyecto era llevado con cierto retraso a las Cortes Valencianas puesto que no se acabó de cerrar hasta última hora de ayer debido a ciertos roces. La entrega del conseller de Hacienda, Vicent Soler, al presidente del Parlamento, Enric Morera, tenía que ser del proyecto real y los problemas para volcarlo han provocado que no se produjera a la hora prevista.

Momentos posteriores tenía lugar la rueda de prensa de presentación de las cuentas. Éstas ascienden a un total de 16.706,8 millones de euros, lo que supone un aumento del 9,9 por ciento con respecto a los del actual ejercicio, según han informado Vicent Soler y la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra. Están elaboradas con un objetivo de déficit del 0,1 %, en un escenario de aumento del PIB del 2,5 % y una previsión de creación de 50.000 empleos.

Una de las cuestiones más destacadas es el cálculo de ingresos. En la misma jornada en la que el Gobierno central ha confirmado que no habrá reforma del sistema de financiación durante la actual legislatura, el Ejecutivo valenciano explicaba la inclusión de estimaciones ficticias para paliar la situación de la Comunidad Valenciana.

Un ejemplo son los 1.325 millones que se recogen como «reivindicativos» una vez más al igual que en años anteriores. Pero, además, el Consell añade 250 millones del préstamo de la revisión del IVA y 303 millones de financiación finalista para dependencia -pese a que Pedro Sánchez no aseguró que asumiría este año el 50% de esa partida que reclamaba Oltra-. También 344 millones del Fondo de Garantía Asistencial (FOGA) histórico por gasto sanitario de pacientes desplazados de otras comunidades y unos 15 ó 20 millones de venta de patrimonio de la Generalitat. A ello se añaden 300 millones de las liquidaciones sanitarias aunque se trata de una cantidad cuyo cobro es dudoso.

En total, casi 2.600 millones de euros que no está garantizado que lleguen como ingresos a las arcas de la Generalitat y que Soler ha justificado en rueda de prensa como «derechos económicos». Se produce igualmente un aumento en la previsión de la recaudación de impuestos y tasas con una subida en Sucesiones o Transmisiones.

Televisión y agencias

El proyecto mantiene la partida de 55 millones para la radiotelevisión valenciana À Punt, la misma cantidad que figuraba en las cuentas del presente ejercicio, pese a la petición que su directora general, Empar Marco, realizó para que se aumentara a 70 millones.

Soler y Oltra, durante la rueda de prensa de presupuestos
Soler y Oltra, durante la rueda de prensa de presupuestos - ROBER SOLSONA

En cuanto a las agencias, Antifraude aumenta su presupuesto en 600.000 euros (hasta los 3,3 millones) como reclamaba su director, Joan Llinares; la Agencia Valenciana de la Innovación en 500.000 euros (hasta los 24,7 millones); y la de Emergencias en 11.000 (hasta los casi 120 millones). La del Cambio Climático, que el año pasado tuvo una dotación de alrededor de medio millón y todavía está pendiente de constituir, no consta en las cuentas de este año.

La Oficina de Conflictos de Intereses, encargada de emitir informes sobre las compatibilidades de los altos cargos del Gobierno valenciano -a raíz de la aprobación de la ley de incompatibilidades- aumenta su presupuesto en 103.000 euros hasta los 398.000. Mientras, el Consell de Transparencia aumenta en 265.000 euros hasta los 420.000.

Consellerias y deuda

En el gasto por departamentos, se sitúa a la cabeza la Conselleria de Sanidad, con 6.635,4 millones (+3,1%). El incremento, sin embargo, es menor que en otros ejercicios, ya que una parte ha optado por destinarse al departamento que dirige Mónica Oltra. Detrás de Sanidad estaría el Servicio de la Deuda, con 5.782.6 millones (+12%), que continúa como la «segunda conselleria» en dotación, seguida de Educación, con 5.121,6 millones (+7,1%) y Vicepresidencia e Igualdad y Políticas Inclusivas, con 1.528,2 millones (+27,7%).

Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio contará con 516,8 millones (+32,8), el departamento que más aumenta su presupuesto; Economía Sostenible cuenta con 444,9 millones (+13,7%), Agricultura con 404,3 millones (+14,3%), Justicia con 364,5 millones (+15,1%), Presidencia con 353,9 millones (+14,2%), Hacienda con 332,3 millones (+10%) y Transparencia con 51,9 millones (+30,4).

En cuanto al sector público instrumental, su presupuesto sube un 11,15% hasta los 2.603,6 millones. Las 47 entidades que componen el sector aumentan su dotación en 166,8 millones y los recursos de estas entidades representan el 11,15% sobre el presupuesto consolidado frente al 22,3% que suponían en 2011.

El capítulo de gastos de personal aumenta un 6,9% hasta los 6.228,9 millones debido al incremento de 399,8 millones para garantizar derechos a los trabajadores. Así, se incluye la dotación para garantizar la cobertura por el incremento de retribuciones de los empleados públicos hasta el 2,25% o las subidas por la carrera profesional del personal estatutario temporal, así como el del personal universitario interino.