Imagen de archivo de la Ciudad de la Justicia de Valencia
Imagen de archivo de la Ciudad de la Justicia de Valencia - ABC
Valencia

A juicio por violar varias veces al día durante más de un mes a una niña de 13 años

El procesado se enfrenta a una petición de veintisiete años de cárcel

VALENCIAActualizado:

Un hombre se enfrenta a una petición de veintisiete años de cárcel por violar varias veces al día durante más de un mes a una niña de 13 años. Y no es el único caso que dirimirán esta semana los tribunales valencianos.

De hecho, las diferentes secciones de la Audiencia Provincial de Valencia tienen previsto juzgar cinco delitos sexuales esta semana entre el miércoles y el viernes, tres de ellos cometidos contra menores, según consta en las calificaciones de la Fiscalía Provincial, a las que ha tenido acceso EFE.

En el primero de ellos, que se juzga el miércoles en la Sección Tercera, está procesado un hombre de 66 años que cuidaba de una menor de 12 años mientras su madre trabajaba en Llombay (Valencia).

En el escrito de acusación del Ministerio Público se informa de reiterados tocamientos en los pechos y en los genitales a la menor, cuyo relato de los hechos es "creíble y presenta una estructura lógica, coherente y consistente".

"Resulta realista el recuerdo de los hechos, es perceptivo, ubicado en el espacio y tiempo, ofrece información específica y detalles que lo alejan de un guión, y la afectación resulta acorde, con expresión de sentimientos de miedo, indefensión y vulnerabilidad", se indica en el relato del ministerio público.

En consecuencia, el fiscal reclama una pena de seis años de prisión por un delito continuado de abuso sexual y una indemnización de 3.000 euros.

El segundo de estos casos se juzga el jueves en la Sección Primera, y en el mismo consta como procesado un hombre mayor de edad que supuestamente agredió sexualmente a una menor de 13 años con la que, al parecer, mantuvo una relación sentimental durante 40 días entre noviembre y diciembre de 2016.

Los hechos se produjeron en los domicilios de ambos, en Alberic y Canals (Valencia) y según la Fiscalía el hombre mantuvo relaciones sexuales completas "varias veces al día y durante todos los días que duró la relación" y amenazó a la menor con golpearla si no lo hacía.

Además, está acusado de controlar las comunicaciones telefónicas de la menor, leer sus mensajes y controlar sus contactos, además de amenazar a la víctima y algunas de sus amigas, un comportamiento por el cual la menor ha requerido atención psicológica.

Sobre el acusado pesan un delito de agresión sexual, dos delitos de maltrato, un delito continuado de revelación de secretos, dos delitos de amenazas leves, un delito contra la integridad moral y otro de maltrato habitual por los cuales el Ministerio Público reclama una pena total de 27 años de prisión y una indemnización de 60.000 euros por los daños psicológicos.

El jueves en la Sección Segunda se juzga a un hombre acusado de haber abusado sexualmente de una mujer de 34 años a la que contrató para que cuidase de su madre, enferma de Alzheimer, en Pinedo (Valencia) y para el que la Fiscalía reclama una condena de 3 años y una indemnización de 3.000 euros.

Los hechos se produjeron en agosto de 2015, cuando el acusado, según se detalla en el escrito de acusación del Ministerio Público, dijo a la cuidadora mientras le enseñaba la habitación que iba a ocupar que "tenía unos morros muy ricos y le tocó los pechos".

Ella le dijo que no estaba allí para eso, a lo que el acusado respondió con dos bofetadas leves y la expresión "calla, tonta", para proseguir con tocamientos y un intento de penetración que no fue posible porque no consiguió una erección, según el escrito de acusación.

También el jueves en la Sección Segunda se juzga al propietario de un campus-escuela de El Saler (Valencia) dedicado al turismo cultural y enseñanza de español que supuestamente abusó sexualmente de una alumna holandesa de 24 años en junio de 2016 y para el que se reclama una pena de cuatro años y una indemnización de 30.000 euros.

Según la calificación del fiscal, este hombre entabló una conversación con la alumna y posteriormente ambos se besaron, aunque la joven manifestó al acusado su intención de finalizar y marcharse a su habitación.

El procesado, según la mismas fuentes, no aceptó el fin del coqueteo, cogió a la joven en brazos y la llevó a su vivienda, donde la penetró sin utilizar preservativo y eyaculando en su interior.

Por último, el jueves en la Sección Tercera se juzga a un hombre mayor de edad que en la madrugada del 20 de agosto de 2017 sorprendió a una menor de 16 años que, en el transcurso de las fiestas de Faura (Valencia) se había ocultado en un campo para orinar.

Según el escrito de acusación del fiscal, que pide una pena de tres años y medio, el hombre la cogió del top-sujetador y se lo rompió mientras le decía "vamos, vamos... y llegando a rozarle un pecho".