Imagen de la perrita que aguradó toda la noche con el enfermo de alzhéimer en Burriana (Castellón) - FOTO: AYUNTAMIENTO/VÍDEO: ATLAS

La familia del anciano enfermo de alzhéimer adopta a la perrita que pasó toda la noche junto a él

El hombre, de 75 años desaparecido varias horas en Burriana (Castellón), se ha reencontrado este martes con el animal

VALENCIAActualizado:

Estrella es el nombre elegido para la perrita que acompañó durante toda la noche a un anciano de 75 años y enfermo de alzhéimer desaparecido hace unos días en Burriana (Castellón). La familia del hombre se ha hecho cargo y ha adoptado a este animal, cachorro de Pit Bull de unos cinco meses, que encontró al anciano cuando este se desorientó en la tarde del jueves 30 de agosto y no quiso separarse de él en ningún momento, incluso quiso subirse a la ambulancia cuando fue rescatado. Hoy, martes, ambos se han reencontrado por primera vez desde entonces.

«Ha sido unmomento increíble, hemos terminado llorando todos», ha explicado María Gracia, hija del hombre enfermo, en una entrevista enla Cadena COPE. El gesto que tuvo el animal dándole calor toda la noche a su padre, que fue hallado con una hipotermia severa, y acompañándole en momentos tan angustiosos como los que vivió tanto él como su familia fueron suficientes para querer acogerla desde el primer momento en que la vieron. «Cuando la vi le dije a los policías que nos la queríamos llevar», ha indicado.

La hija ha advertido de que han tenido que curar a Estrella, ya que vivía en la calle, pero tras su paso por el veterinario ha indicado que ya está mucho mejor, con las otras mascotas que tienen en casa y que «no se separa de él, ni él de ella».

La desaparición

El hombre fue hallado en el paraje del Molí del Arròs o Farinera, próximo al enclave de La Bota. La voz de alarma la dio su propia familia, con la que el anciano se hallaba pasando unos días de vacaciones, puesto que había abandonado la casa y la tarde transcurrió sin que este volviera, mientras que el caer la noche se seguía sin noticias de él.

Así, se dio aviso a las policías locales de poblaciones vecinas y la Policía Local de Burriana, junto con la Guardia Civil, peinaron el término, con la dificultad añadida de la oscuridad de la noche. No obstante, una perrita mestizo mediano permaneció durante toda la noche con el anciano haciéndole compañía y dándole calor hasta que poco antes de las ocho de la mañana del día siguiente una patrulla de la Policía Local localizó al desaparecido.

El anciano presentaba signos de hipotermia y desorientación y rápidamente se recabó asistencia sanitaria en el lugar, como es habitual en estos casos. Pero el perro, que había pasado desapercibido en los primeros momentos de la localización, se negó a abandonar al hombre e insistió en subir a la ambulancia.

Dado que el animal no pertenecía al anciano, los agentes pusieron en marcha el habitual protocolo de contactar con las protectoras de animales para intentar la acogida del mismo, aunque no fue necesario pues la familia del hombre desaparecido, sabedora del «noble» acto del animal, se ha puesto en contacto con la Policía Local para interesarse por la adopción del perro.