Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil en Alicante
Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil en Alicante - JUAN CARLOS SOLER
Sucesos

Investigan la desaparición de un velero alquilado en Palma con tres tripulantes residentes en Alicante

Ni los familiares ni la empresa propietaria saben nada del paradero del barco desde el 5 de enero

ALICANTE Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Desde el 5 de enero, los familiares de tres tripulantes que iban a bordo del "Dream Land" no tienen noticias suyas. La Policía Nacional y la Guardia Civil investigan la desaparición de este velero de recreo, alquilado en Palma, con tres tripulantes varones residentes en Alicante que zarpó de la capital balear a principios de año y del que nadie sabe su paradero, ni sus familiares ni la empresa propietaria del barco.

Fuentes de la Guardia Civil han confirmado este sábado a Efe que se está investigando este caso después de que sus familiares no hayan podido contactar telefónicamente con ellos desde el pasado día 5.

Los tripulantes son Álvaro Aguirre, de 67 años, Antonio Fernández, de 66, y Fernando Mogica, de 48, y al parecer son amigos y residentes en Alicante.

Debido a la falta de noticias, el pasado día 11, el hijo de Álvaro Aguirre interpuso una denuncia ante la Policía Nacional de Alicante, mientras que la empresa propietaria también formuló otra este pasado jueves ante la Policía Nacional de Palma ya que el velero no ha sido devuelto.

En declaraciones a Efe, un portavoz de Salvamento Marítimo de Baleares, organismo dependiente del Ministerio de Fomento, ha señalado este sábado que, ante la denominada "ausencia temporal de noticias" de la embarcación, se han rastreado todos los puertos, clubes náuticos, cofradías de pescadores y marinas de España para comprobar si el velero ha arribado a algún puerto, pero por el momento la búsqueda ha sido negativa.

Los tripulantes del velero tampoco responden a las llamadas que está realizando Salvamento Marítimo al equipo VHF que lleva instalada la embarcación y que forma parte del sistema mundial de socorro y seguridad marítima. Además, ninguna de estas personas ha empleado el referido equipo para lanzar una llamada de socorro ante cualquier situación adversa.

Tampoco se ha activado automáticamente la radio baliza satelitaria que lleva el velero, que habría emitido una señal a cualquier centro de salvamento del mundo en caso de que hubiera volcado o se hubiera hundido, facilitando así la ubicación del velero. Tampoco ha sido activada manualmente la baliza satelitaria por parte de la tripulación para advertir de cualquier percance.

Al parecer, el contrato de alquiler del velero perteneciente a la empresa Latitud Cero, con sede en Palma, estipula que la navegación se limitaba a aguas de Baleares.

En declaraciones a IB3 Ràdio, el hijo de Álvaro Aguirre ha expresado sus quejas por el retraso en la investigación y el operativo de búsqueda de su padre y los otros dos navegantes.