Tubería del trasvase Tajo-Segura en la Vega Baja alicantina
Tubería del trasvase Tajo-Segura en la Vega Baja alicantina - JUAN CARLOS SOLER
Agua

Cruce de recursos ante la UE por el futuro de los trasvases del río Tajo

García-Page reclamará que se duplique la reserva mínima hasta 800 hectómetros y Asaja ve influencia política en la sentencia del Supremo

ALICANTEActualizado:

La sentencia que anula parcialmente el Plan Hidrológico del Tajo ha suscitado interpretaciones contradictorias en Castilla-La Mancha y las comunidades valenciana y murciana: los primeros dan por finiquitados los trasvases al Segura, mientras que en tierras levantinas aseguran que el fallo no cuestiona las reglas del Memorando que regula estas transferencias entre ambas cuencas. Unos y otros recurrirán a la Unión Europea para que se zanje esta espinosa guerra del agua.

Por un lado, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, tiene previsto llevar hoy a Bruselas nuevos informes de impacto medioambiental del trasvase al entorno natural del río Tajo y elevar a 800 hectómetros cúbicos el mínimo de agua embalsada en los pantanos de cabecera a partir del cual no podrá ceder agua al Levante. Para ofrecer argumentos a los responsables comunitarios, el texto concluye a lo largo de 40 páginas que el ecosistema fluvial del Tajo mantiene un mal estado de conservación y grandes desequilibrios ecológicos por el trasvase. Le acompaña el presidente de la Asociación de Municipios Ribereños del Tajo, Francisco Pérez Torrecilla.

Pero no será García-Page el único que acude a la UE, porque Jóvenes Agricultores-Asaja Alicante anunció ayer que recurrirá la sentencia del Supremo en Bruselas por considerar que «podría estar influenciada por presiones políticas», dado que en España no cabe ya recurso alguno contra el Alto Tribunal. También el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez (PP), indicó que los servicios jurídicos de esta institución están estudiando la posibilidad de plantear un recurso.

Por si el asunto no está ya suficientemente embrollado, el Ayuntamiento de Toledo espera otra sentencia favorable del Tribunal Supremo (TS) a otro recurso que presentó en 2016 al Plan Hidrológico del Tajo, similar al que se ha conocido ahora. El portavoz del Gobierno local, José Pablo Sabrido, reveló además otra cuestión importante que se planteaba en ese recurso, que en el Plan Hidrológico del Tajo no solo se contemplen adecuadamente los caudales ecológicos, sino que también se establezcan cuáles son los límites por la sequía. A su juicio, hasta ahora no se ha respetado Directiva Marco del Agua de la Unión Europea, ni tampoco lo dispuesto por la Ley de Aguas de España.

Por definir

De momento, desde el Gobierno central aclararon que esos caudales ecológicos exigidos por el Supremo ya estaban en trámite de revisión y no han precisado si estas exigencias van a entrañar que se varíen los envíos de agua al Segura.

«La sentencia solo recoge que hay que establecer un régimen de caudales completo (caudales máximos, mínimos, tasa de cambio y caudales generados)», aseguraron ayer desde Riegos de Levante. Eso supone que el futuro Gobierno será quien fije y establezca con el «rigor técnico» requerido este sistema y «no supone necesariamente que los caudales ecológicos suban», añadieron.