Ximo Puig y Mónica Oltra, en una imagen de archivo
Ximo Puig y Mónica Oltra, en una imagen de archivo - ROBER SOLSONA
Política

La Comunidad Valenciana apoya el déficit a cambio de que el Estado pague 350 millones de deuda de la Marina

Ximo Puig defiende que el voto a favor obedece a un «avance sustancial» con el Gobierno

VALENCIAActualizado:

La Comunidad Valenciana ha votado finalmente a favor de los objetivos de déficit y deuda para las comunidades autónomas en el período 2019-2021 tras negociar, entre otros logros, que el Gobierno asuma la deuda de 350 millones de euros del Consorcio Valencia 2007.

Este consorcio está formado por el Gobierno, la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia para gestionar todas las infraestructuras que tuvieron que ver con la celebración en 2007 de la Copa América de Vela, y cuya deuda era para el Consell "una reivindicación histórica" de la que el anterior Gobierno central "nunca quiso saber nada".

Así lo han señalado fuentes de Presidencia de la Generalitat, que han informado del voto telemático afirmativo en la reunión de hoy del Consejo de Política Fiscal y Financiera, frente a la abstención del pasado 19 de julio.

Este cambio de voto se ha adoptado tras las conversaciones mantenidas esta mañana entre el president, Ximo Puig, y el conseller de Hacienda, Vicent Soler, con la ministra María Jesús Montero.

Finalmente, según las mismas fuentes, la Comunidad ha votado a favor de suavizar el déficit de las comunidades autónomas del 0,1 % del PIB vigente al 0,3 % tras las medidas conseguidas "a favor de los valencianos" asumidas por el Gobierno y que suponen 850 millones de euros adicionales.

En declaraciones remitidas a los medios, Puig ha explicado que se ha llegado a un acuerdo por el que se aumentará el déficit autorizado -que en el caso de la Comunitat supone 245 millones de euros-, se hará posible una modificación respecto al IVA, que va a suponer 250 millones, y también la refinanciación de 1.000 millones de euros de la deuda valenciana de corto a largo plazo.

"Evidentemente no es la solución definitiva, pero es una solución transitoria que siempre habíamos apelado hasta la resolución del nuevo modelo de financiación", ha añadido el jefe del Consell.

Según Puig, la Generalitat ha votado hoy a favor "porque se ha producido un avance sustancial para la Comunitat Valenciana, para sus intereses y para el resto de las comunidades autónomas".

"Este voto a favor es la respuesta a un cambio de paradigma, un cambio de actitud del Gobierno de España, que es especialmente beneficioso para los intereses valencianos", ha añadido el president, para quien se ha pasado de un Gobierno que "ahogaba financieramente" a otro que "da oxígeno" y con el cual se está "en disposición de avanzar".

A su juicio, con hechos y diálogo "se ha conseguido el cambio que va a representar 850 millones de euros para la Comunidad".