Imagen de archivo del hemiciclo de las Cortes Valencianas
Imagen de archivo del hemiciclo de las Cortes Valencianas - ROBER SOLSONA
Política

Ciudadanos propone que se amplíen los puestos de la Mesa de las Cortes para que entren todos los partidos

Compromís no descarta presionar con la presidencia provisional de la Cámara como ocurrió la pasada legislatura

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

A una semana de la constitución de las Cortes Valencianas, la composición de la Mesa es el primer tablero en el que los grupos comienzan a mover sus fichas. El día clave será el próximo 16 de mayo, primera jornada de funcionamiento de la Cámara y en el que se tendrán que votar de forma secreta cuáles serán los miembros de este órgano. En total hay cinco puestos pero, por primera vez, seis partidos con representación. Lo cual supone, en principio, que uno quedaría fuera. Y, como ha venido informando ABC, todo apunta a que sea Vox.

Las formaciones del Botánico, que cuentan con la mayoría en el Parlamento, aspiran a que ésta se reproduzca en la Mesa (como suele ser habitual) aunque Vox haya obtenido dos diputados más que Podemos-Esquerra Unida. De este modo, el tripartito ocuparía la presidencia, la vicepresidencia primera y la secretaría primera.

Los otros dos puestos -vicepresidencia segunda y secretaría segunda muy posiblemente- deberían repartirse entre las formaciones de la oposición (PP, Ciudadanos y Vox). Parece improbable que las dos primeras quisieran ceder un puesto a la tercera en un órgano que se dedica a tramitar todas las iniciativas y escritos del Parlamento, determina su actividad o coordina el trabajo interno, entre otras funciones. Pero desde la formación naranja se propone una alternativa: ampliar los lugares a seis para dar cabida a todas las fuerzas.

Según los servicios jurídicos de la Cámara, existirían dos vías para realizarlo. La primera, mediante una reforma del reglamento en la que se incorporara esa modificación. Para ello se requeriría una mayoría en pleno. La segunda, a través de una fórmula por la que se incluyera a un nuevo miembro en una suerte de condición de «invitado». Esto supondía que podría estar presente en reuniones y deliberaciones y tendría acceso a la información, pero no podría ejercer derecho efectivo a voto. Para ello sería necesario que la Mesa y la Junta de Portavoces lo acordaran por mayoría.

La propuesta de Ciudadanos no parece ser del todo bien recibida por el resto de grupos. Desde el PSPV reivindican el derecho de los partidos de izquierdas a ostentar la mayoría en la Mesa al tenerla en las Cortes. Y, en caso de que se cambiara el reglamento, se preguntan por qué sólo a seis miembros y no a siete (de modo que los socialistas tuvieran dos). Desde el PP, por su parte, no entienden que sea una opción lógica.

Parece complicado, por tanto, que el resto de grupos pudieran dar respaldo, aunque desde la formación naranja apelan a la pluralidad y remarcan que no se trata de dar entrada a Vox sino al que se quede fuera (que podría ser cualquiera).

¿Una presidencia provisional de nuevo?

Más allá del reparto de puestos, también se especula con los nombres. Por el momento, se sigue mencionando a Enric Morera (Compromís) como la opción más probable de presidente, pero suenan otras personas como el hasta ahora conseller de Economía Rafael Climent, tal como informó Levante-EMV.

La realidad es que muchos miembros del propio grupo se muestran muy críticos con el trabajo de Morera durante la pasada legislatura y no son partidarios de que repita, pero todo se encuentra abierto ante la dificultad de encontrar otros perfiles.

No parece improbable, de hecho, que desde la coalición se decidiera presionar para que la presidencia fuera provisional al igual que ocurrió al inicio de la pasada legislatura. En esa ocasión, Francesc Colomer fue elegido en plena batalla entre PSPV y Compromís para la formación de Gobierno. El acuerdo consistía en que que el partido que no estuviera frente a la Generalitat lo estaría frente al Parlamento autonómico. Pocas semanas después, Colomer fue sustituido por Enric Morera al cerrar el pacto para investir a Ximo Puig como jefe del Consell.

Los socialistas dan por hecho que no se recurrirá a esa fórmula al entender que no hay otra opción que la de que Puig esté al frente de la Generalitat, por lo que creen que directamente entrará alguien de Compromís. Pero desde la coalición no lo ven del mismo modo y posiblemente traten de inquietar a sus socios por esa vía al igual que hace cuatro años.

Los nombres

En cuanto al resto de nombres de la Mesa, por parte del PSPV, los rumores apuntan a Carmen Martínez, de Podemos a Irene Gómez, del PP a Jorge Bellver y de Ciudadanos a Mamen Peris.

La cuestión de la paridad, sin embargo, podría condicionar las propuestas. Al ocupar un hombre la presidencia, la vicepresidencia primera debería ser para una mujer (Martínez), la segunda para otro hombre (Bellver), la secretaría primera para una mujer (Gómez) y la segunda para un hombre (por lo que tal vez habría que buscar una alternativa a Peris).