El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en TV3 - ABC | Vídeo: Torra insta a Sánchez a reunirse «urgentemente» (ATLAS)

Las tres exigencias de Quim Torra a Pedro Sánchez

El presidente de la Generalitat protagoniza una larga entrevista en TV3 en la que pide al nuevo jefe del Ejecutivo que «tome riesgos» para solucionar la crisis catalana

Torra revela que uno de sus hijos forma parte de los CDR, y que otra es votante de la CUP

BARCELONAActualizado:

Riesgos y soluciones. Esas son las líneas maestras de lo que Quim Torra espera del nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El jefe del Ejecutivo catalán protagonizó ayer una larga entrevista en TV3 en la que expuso sus inquietudes y esperanzas ante la repentina llegada de los socialistas a la Moncloa. «Necesito saber qué presidente encontraré, el que votó el 155 o el que abrió algunas puertas en su discurso de investidura», resaltó.

Torra también señaló qué espera del nuevo Ejecutivo central: Respeto a las «libertades y derechos civiles» de los catalanes, restitución de la «leyes sociales» tumbadas por el Tribunal Constitucional -sin especificar cuáles- y conocer su posición sobre el «derecho a la autodeterminación» de Cataluña. Asimismo, el responsable de la Generalitat apuntó que está dispuesto a asumir «todos los riesgos que haga falta» e incluso los «insultos» que vertió contra su persona el propio Sánchez para que el debate con el socialista sea posible y haya «diálogo y negociación».

Sin embargo, el presidente catalán advirtió al nuevo presidente que será exigente y no se conformará con pequeños movimientos simbólicos. En este sentido, resaltó que teniendo en cuenta la actual situación de «anormalidad» que vive la comunidad, sus ciudadanos «no pueden aceptar un gesto» como sería poner a un delegado del Gobierno en Cataluña de un perfil más conciliador, por ejemplo, sino que esperan «soluciones» de calado.

Hijos en los CDR y con la CUP

Torra aprovechó su entrevista, que copó prácticamente toda la programación nocturna de TV3, para dar a conocer una de las primeras intenciones de su recién formado gabinete y una revelación sorprendente. En el campo de las acciones de Gobierno avanzó que trabajará para volver a poner en marcha las delegaciones de la Generalitat en el extranjero, tan rápido como sea capaz de impulsarlo el conseller de «Acción Exterior».

Por otra parte, el President reveló su cercanía personal, casi familiar, con la CUP y en un intento de rehacer los puentes con los anticapitalistas, apuntó que uno de sus hijos vota esta formación de la izquierda radical. Asimismo, remachó su acercamiento al independentismo más subversivo confesando que otro de sus vástagos es miembro de un CDR, los autodenominados «Comités de Defensa de la República».