Mas, Ortega y Rigau, junto a Puigdemont en la reunión del Gobierno catalán
Mas, Ortega y Rigau, junto a Puigdemont en la reunión del Gobierno catalán - EFE

La Generalitat quiere que Mas, Ortega y Rigau hagan «pedagogía» del proceso independentista

El expresidente y las dos exconselleras han participado este martes en la reunión del Gobierno catalán

ABC. ES
BARCELONAActualizado:

El Gobierno catalán se ha declarado hoy «digno continuador» del expresidente catalán Artur Mas y de las exconselleres Joana Ortega e Irene Rigau, a los que ha invitado hoy al Consell Executiu para pedirles que hagan «pedagogía».

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Govern, la consellera de Presidencia y portavoz del ejecutivo, Neus Munté, ha señalado que los tres condenados «simbolizan en primera persona» la situación que vive Cataluña, con la «ausencia» de respuesta de un Estado que actúa por la vía «cien por cien judicial».

Según ha explicado Munté, el Govern ha pedido a Mas, Ortega y Rigau que hagan «pedagogía», pues su «testimonio puede ser útil dentro y fuera de Cataluña».

Además, «les hemos dicho que nos hemos sentido juzgados como ellos y que queremos ser dignos continuadores de su tarea», ha subrayado la consellera.

De forma extraordinaria, Mas, Ortega y Rigau se han sentado hoy en la mesa del Consell Executiu, que se reúne cada martes en el Palau de la Generalitat, en una muestra más de apoyo del Govern de Carles Puigdemont a los tres condenados por desobedecer al Tribunal Constitucional al organizar la consulta del 9N.

La consellera ha afirmado que el encuentro ha servido para comprobar «la plena disponibilidad» de los tres condenados, aunque no se les ha encargado, de momento, ninguna acción en concreto para hacer pedagogía: «Lo estamos trabajando y cuando esté más acotado serán conocedores», ha dicho a los periodistas.

Ante las críticas de Ciudadanos y PPC por la presencia de Mas, Ortega y Rigau en el Consell Executiu, la portavoz ha replicado que lo que es una «falta de respeto» es «negarse» a abordar un referéndum acordado, que es lo que pide «una mayoría» de los catalanes. «Judicialización, querellas y amenazas; eso sí que es una falta de respeto», ha espetado la portavoz del Govern.

En cambio, invitar a los tres condenados por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña es «un mínimo acto de agradecimiento, respeto, reconocimiento y dignidad», ha zanjado