afp

Eduardo Mendoza gana el Premio Planeta

La valenciana Carmen Amoraga resultó finalista en la 59 edición del premio mejor dotado de las letras españolas

DAVID MORÁN
BARCELONA Actualizado:

Haciendo del despiste un arte, el premio Planeta volvió anoche a burlar todas las quinielas y reposa desde hoy, reluciente, en alguna de las estanterías encargadas de documentar todos los reconocimientos que Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943) ha venido cosechando en las últimas tres décadas.

El autor de «La verdad sobre el caso Savolta» se embolsó los 601.000 euros del galardón mejor dotado —y más codiciado— de las letras españolas presentándose con el pseudónimo de Ricardo Medina y con una obra ambientada en una ciudad, Madrid, en la que empieza a vislumbrarse lo que será la Guerra Civil. Así, tres lustros después de firmar con «La ciudad de los prodigios» una de las grandes novelas de Barcelona, Mendoza cambia de escenario y viaja a la capital para equilibrar de nuevo el espíritu literario y la proyección comercial del galardón. "No lo parezco pero estoy nerviosísimo", confesó Mendoza al tiempo que reconocía que el libro ganador, como casi todos los que escribe, esta escrito "para ver cómo acaba".

Con Mendoza abrazado al trofeo gracias a "Riña de gatos. Madrid, 1936", una novela que relata cómo un joven inglés especializado en pintura española antigua viaja Madrid para tasar un posible Velázquez desconocido y se da de bruces con los prolegómenos de la guerra civil , el papel de finalista recayó en la escritora valenciana Carmen Amoraga, finalista del Nadal de 2007 y autora en esta ocasión de «El tiempo mientras tanto», presentada al premio bajo el pseudónimo de Lord Jim.

"Es una novela de intrigas pero también una reflexión sobre un momento histórico importante, justo cuando todo el país está en plena expectativa antes de la Guerra Civil", explicó Mendoza sobre una obra que, asegura, plantea dilemas morales al lector."Tenemos que asimilar la Guerra Civil como algo histórico que hemos de encajar en nuestor pasado para hacer frente al presente y al futuro, aunque mi libro no es un libro sobre la Guerra Civil", explicó.

Mendoza, que recoge el testigo de Ángeles Caso, ganadora de la pasada edición y encargada de cubrir en el jurado la baja de Álvaro Pombo, regresa así a la novela tras coquetear en los últimos años con el relato —el año pasado publicó «Tres vidas de santos»— y volcarse en el teatro con piezas como «La dona justa».

Un hombre de novela

La novela es, de hecho, el habitat natural de Mendoza; el espacio en el que ha conseguido dar rienda suelta a una inigualable mezcla de historia y humor rayano con el surrealismo. Autor de títulos como «El misterio de la cripta embrujada», «El año del diluvio», «La aventura del tocador de señoras», «Mauricio o las elecciones primarias» o la más reciente «El asombroso viaje de Pomponio Flato», Mendoza atesora gracias a su pasión por la narrativa premios como el de la Crítica, el Ciudad de Barcelona y el Pluma de Plata, entre otros. La concesión del premio Planeta coincide también con la próxima reedición de «Sin noticias de Gurb», uno de sus títulos más populares e hilarates.

En cuanto a la finalista, la valenciana Carmen Amoraga, decir que completa a la perfección la dupla de autor famoso y otro menos conocido y que, tras resultar finalista del premio Nadal en 2007 con su novela «Algo tan parecido al amor», repitió posición en el podio con «El tiempo mientras tanto», obra que explora las relaciones madre-hija, relaciones que, según la autora, son próximas pero también injustas. Para Amoraga, se trata de una novela de amor, amistad y generosidad sobre las segundas oportunidades.