Los facultativos convocados por MC y CGT protestan ante la sede de Salut
Los facultativos convocados por MC y CGT protestan ante la sede de Salut - MC

Veintiocho pacientes límite al día, el punto que bloquea las negociaciones entre médicos y Govern

ICS y facultativos se reúnen de nuevo esta tarde para encontrar una solución al conflicto

ESTHER ARMORA
BARCELONAActualizado:

«Si no transigen en limitar a 28 los pacientes por día y en fijar el tiempo mínimo de visita en 12 minutos seguiremos con la huelga». Después de más de 24 horas de paro, varias manifestaciones y dos intentos de negociación frustrada con el Instituto Catalán de la Salud (ICS), los médicos de cabecera siguen enrocados en sus posturas y tienen claro que si la administración sanitaria no mueve pieza seguirá el conflicto.

Hoy, segundo día de movilizaciones, los ambulatorios se mantienen a medio gas por el impacto de la protesta y la revuelta de batas blancas sigue en la calle. Cientos de médicos se han concentrado esta mañana ante la sede de la consejería de Salud de la Generalitat para reclamar que se dignifique su trabajo.

«Menos discursos, más recursos»

Coreando consignas de «Menos discursos y más recursos» o «Menos corbatas y más batas», los facultativos sacaron músculo ante la sede de Salud, dejando claro que mantienen el pulso si no hay un cambio de postura en la administración. «Los equipos de atención primaria están en hipoxia», reza una de las pancartas desplegadas por los facultativos en la concentración, a la que se han sumado también enfermeras y otros trabajadores de la atención primaria.

«Dignidad y respeto»

Los médicos han levantado un muro de más de dos metros con cajas de cartón con una inscripción que dice: «Dignidad y respeto». También han lanzado petardos y botes de humo, en un ambiente tranquilo y reivindicativo. La protesta, convocada por MC y CGT, es el paso previo a la reunión que comenzará esta tarde y que, según avanzaron fuentes sindicales, «se prevé de nuevo maratoniana». El encuentro de ayer, que comenzó a las cuatro de la tarde y se prolongó hasta la una de la madrugada, sirvió, según apuntan los facultativos, «para acercar posturas en algunos puntos, pero no en los imprescindibles».

Las condiciones básicas que impusieron los médicos para abandonar las protestas y desconvocar la huelga fueron limitar las visitas diarias a 28 y disponer de un mínimo de 12 minutos para atender a cada paciente. También piden contratar a 920 médicos más, que son los que, según afirman y reconoce el ICS, se han perdido desde el inicio de la crisis en 2010.

Salud, por su parte, ofrece como única salida viable aumentar el personal. Afirma que tiene dinero para contratar inmediatamente a 210, pero alega que no los encuentra en la bolsa del paro y sugiere echar mano de médicos extracomunitarios. Se opone a fijar un número limitado de visitas por cada médico porque argumenta que no forma parte de la filosofía de la atención primaria.

CGT plantea seguir el paro aunque haya acuerdo

Elio Conesa, portavoz de CGT, ve difícil que esta tarde se resuelva el conflicto. Según afirma en declaraciones a ABC, las claves del conflicto «no se reducen a los dos puntos que subraya MC». Por eso, su sindicato no descarta mantener la huelga, aunque esta tarde ICS y MC alcancen un acuerdo.

«Nosotros no nos limitamos a esos dos puntos, queremos que se aumenten los recursos humanos, que se destine el 25 por ciento del presupuesto público de Salud a la Primaria, que es lo que recomienda la OMS, y recuperar los derechos econòmicos que perdimos con los recortes y la crisis», asegura Conesa. Aclara también que su sindicato pretende «conseguir estas mejoras para todos los profesionales de la asistencia primaria, no solo para los facultativos».

Los servicios mínimos pactados contemplan que se garantizan el 100 por cien de las urgencias y un 25 por ciento de las consultas para el día de hoy, unos servicios que aumentarán al 33 por ciento si la huelga se prolonga mañana, cosa que intentará evitar una nueva reunión entre los médicos y el ICS esta tarde.