Quim Torra - Efe / Vídeo: Torra pide intervención a la comunidad internacional contra "la represión" de España

Torra apela a la mediación internacional para «la solución del conflicto catalán»

Denuncia la situación de los políticos en prisión y en el «exilio» por la «represión» del Estado

BarcelonaActualizado:

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, quiere involucrar a la comunidad internacional en «la solución del conflicto» de Cataluña. «Es una oportunidad para la democracia de todo el mundo», ha remarcado en una declaración institucional en inglés y en catalán por Sant Jordi.

«Pedimos otra vez a Europa y a la comunidad internacional que se involucre para resolver este conflicto de una forma democrática; no se pueden tolerar juicios políticos, una democracia no puede tolerar que se silencie la voz de la gente con amenazas y violencia», ha subrayado.

Desde la Galería Gótica del Palau de la Generalitat, con una «senyera» y una estatua de Sant Jordi decorada con rosas amarillas, Torra ha denunciado que es la segunda Diada de Sant Jordi con políticos en prisión y en el «exilio» como consecuencia de la «represión» del Estado. Ha querido trasladarles su «calor», y ha llamado a «renovar hoy, con más fuerza aún, la lucha por el retorno y la victoria de la libertad».

Ha sostenido que esta es también una jornada de reivindicación de la lengua catalana, que aún tiene, ha dicho, «adversarios, leyes e instituciones que la querrían hacer desaparecer».

Para el presidente catalán, «la rosa y el libro», característicos de Sant Jordi, definen a un pueblo catalán que durante su historia ha vivido «momentos de plenitud y momentos de dificultad» y ha resaltado que Sant Jordi «encarna el espíritu de un pueblo que se ha batido con muchos dragones, y que no se ha dejado vencer nunca».

El presidente catalán ha pronunciado este breve discurso antes de asistir a la tradicional misa de Sant Jordi oficiada por el arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella, en la capilla del Palau de la Generalitat.

Reacciones

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha restado importancia a las afirmaciones de Quim Torra porque «la comunidad internacional sigue sin hacerle ningún caso».

«Tenemos que acostumbrarnos a que seguirá haciéndolo, pero esto no es un juicio político, España es un Estado de Derecho, (el juicio) se hace con todas las garantías y toda la publicidad», ha dicho Borrell a su llegada a un debate sobre las relaciones entre la UE y Estados Unidos. «Estos llamamientos a la comunidad internacional no tienen eco, nadie le escucha y nadie le hace caso pero él seguirá diciéndolo», ha añadido.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha acusado a Torra, de vivir «en una ficción poco inteligente» cuando ha solicitado la mediación internacional para solventar el «conflicto» porque vivimos «en un Estado de Derecho con estándares democráticos de primera línea reconocidos a nivel mundial» y por tanto planteamientos como los de Torra «adolecen de cualquier entendimiento en términos de racionalidad».

Grandce-Marlaska ha recordado que el juicio al «procés» lo está viendo «todo el mundo en directo», poniéndose de manifiesto cómo «todas las partes ejercen su derecho a la defensa con plenitud absoluta"». Por tanto, el ministro disiente «en toda profundidad» de los argumentos esgrimidos por Torra para solicitar esa implicación de la Unión Europea, insistiendo en la idea de que el proceso se lleva a cabo dentro del «ordenamiento jurídico» vigente y asegurando que "«n pocos países de la Europa más desarrollada» se celebran "juicios con tanta luz y taquígrafos" como este.

Para la ministra de Defensa, Margarita Robles, «el mejor servicio» que el presidente de la Generalitat puede hacer a Cataluña es «retirarse y permitir que en Cataluña haya ese ambiente de convivencia, ese ambiente de paz que es lo que va a hacer una Cataluña moderna».

La candidata de Cs por Barcelona a las elecciones generales, Inés Arrimadas, ha reprochado a Torra sus palabras porque en Sant Jordi la protagonista debe ser la cultura y no el independentismo: «Es que son muy pesados. Ni el día de Sant Jordi, que hoy el protagonista no es Puigdemont ni los candidatos separatistas».

Los protagonistas son los libros, las rosas y los catalanes: «Son tan pesados que no me extraña que nadie les haga caso», ha afirmado.

La número uno del PSC por Barcelona en las elecciones del 28A, Meritxell Batet, ha replicado al presidente de la Generalitat que el conflicto catalán es «una crisis interna» y le ha pedido «valentía» para «buscar acuerdos dentro del marco constitucional y estatutario».

«Creo que la crisis territorial es una crisis interna, un problema catalán y español, del conjunto de España», ha sostenido antes de afirmar que «lo que hace falta es que las fuerzas políticas asuman el diálogo de verdad, que tengan la valentía de sentarse a la mesa y de buscar acuerdos dentro del marco constitucional y estatutario»