Ovillos neurofibriilares de proteína tau en el hipocampo de un paciente con alzhéimer
Ovillos neurofibriilares de proteína tau en el hipocampo de un paciente con alzhéimer

Ensayan por primera vez en España el uso de técnicas medicina nuclear contra el alzhéimer

En el estudio, el Hospital de Sant Pau administra a pacientes un trazador radioactivo PET para detectar la proteína tau, principal responsable de la muerte neuronal, en el cerebro de los afectados

BARCELONAActualizado:

La Unidad de Memoria del Servicio de Neurología y el Servicio de Medicina Nuclear del Hospital de Sant Pau de Barcelona han iniciado un estudio en fase 1 que aplica por primera vez en España técnicas de medicina nuclear para detectar la proteína tau, principal responsable de la muerte neuronal, en el cerebro de personas con alzhéimer y demencia frontotemporal.

En el ensayo, financiado por la Fundación BBVA y el Instituto de Salud Carlos III, los médicos administran a los pacientes un trazador radiactivo PET (Tomografía por Emisión de Positrones) que detecta la proteína tau y sus cúmulos anormales en el cerebro de los pacientes.

Hasta ahora sólo se podían usar en España trazadores PET para localizar la proteína amiloide para diagnosticar la enfermedad de Alzheimer, ya que el uso de estas técnicas para detectar la proteína tau no estaba autorizado.

Acumulaciones anormales de proteína

El estudio actual parte de la base de que tanto la demencia frontotemporal como el alzhéimer comparten acumulaciones anormales de la proteína tau en el interior de las neuronas, lo que provoca la muerte de estas células.

Según los investigadores, el nuevo trazador de PET para localizar esta proteína puede ser de utilidad sobre todo en la demencia frontotemporal, dado que en la mitad de los casos esta patología se debe a un cúmulo de tau. Asimismo, el método es también efectivo en alzhéimer porque los depósitos de proteína tau acompañan a los de proteína amiloide, según precisan fuentes de la investigación.

Anticuerpos contra la proteína tau

Los investigadores han señalado que en la enfermedad de Alzheimer el papel de la proteína tau es cada vez más importante, ya que hay varios ensayos clínicos que investigan diferentes formas de eliminarla del cerebro con anticuerpos antitau.

La Unidad de Memoria del Sant Pau tiene dos ensayos con anticuerpos antitau para personas con Alzheimer leve, y en uno de ellos se detecta la proteína a través de un trazador radiactivo para PET. Los investigadores confían en que los estudios con tratamientos antitau pueden dar lugar a nuevos tratamientos para el mal de Alzheimer en los próximos años