INCENDIOS

Los ingenieros forestales dicen que «ya es tarde» para la prevención

ABC
VALLADOLID Actualizado:

El secretario general del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales, Raúl de la Calle, aseguró ayer que «ya es tarde» para adoptar medidas preventivas contra los incendios y lo único que se puede hacer a día de hoy es realizar labores de vigilancia y extinción de los fuegos que se puedan producir. Explicó que resulta indudable que la situación meteorológica ha provocado que se superen «con creces» las cifras de fuegos de años anteriores.

«Estamos viendo incendios impresionantes, como los de este fin de semana en Pirineos, muy poco habituales en estas fechas», indicó. También, añadió que es indudable para este experto que las medidas preventivas para evitar tales incendios deberían haberse adoptado en otoño-invierno y que lo único que puede hacerse ahora es realizar tareas de vigilancia y reforzar los medios de extinción. «Nuestra demanda siempre ha sido balancear más todo ese dinero que se invierte en incendios forestales, es decir, invertir mucho más en prevención, que es la mejor manera de evitar que los incendios forestales se produzcan, y si lo hacen que sean de las menores dimensiones posibles», subrayó De la Calle.

«La mano del hombre»

Por su parte, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, en relación a la oleadas de incendios que estos días se están produciendo al oeste de León, aseveró que no habrá «perdón, ni tolerancia, ni justificación» con las personas que los causan. En declaraciones recogidas por Ep, el consejero volvió a llamar a la concienciación social para evitar los incendios que afectan al territorio castellano y leonés a finales del invierno, ya que —apuntó— «todos» los fuegos activos en estos momentos tienen «el denominador común» de estar causados por «la mano del hombre».

Precisamente la pasada semana fue detenido un hombre de 56 años como presunto autor de un delito de incendio forestal al ser sorprendido por la Guardia Civil mientras intentaba prender fuego a unos matorrales en una zona de monte bajo de la localidad segoviana de Trescasas. El fuego, con tres conatos, afectó a unas 0,4 hectáreas de monte bajo (zarza y matorral).