J. M. NIETO

«Pediré perdón cada día de aquí a final de legislatura por la gente»

El senador del PP por León Luis Aznar admite que cuando conoció el fallo judicial por el Caso Gürtel se le cayó «el alma a los pies»

VALLADOLIDActualizado:

«Hay que hacer un esfuerzo muy grande para seguir, pero es nuestra obligación y creemos firmemente en ello; los que estamos en el PP vamos a continuar hasta el final». Es la reflexión que lanzó el senador del PP Luis Aznar en su intervención en la tertulia COPE-ABC y tras reconocer que se le cayó «el alma a los pies» cuando conoció -mientras trabajaba en la Cámara Alta- la noticia del fallo judicial por el Caso Gürtel. El leonés tiene claro que «si hay que pedir perdón una vez más pues se pide» y él esta dispuesto a hacerlo «cada día y hasta el final de legislatura» porque «la gente tiene derecho a resarcirse». Defiende al respecto que su partido también tiene «claro» que hay que disculparse y argumenta que «se dice y a veces no se escucha». En el caso del presidente del Gobierno, asegura que ya las ha solicitado «incluso en sede parlamentaria», pero cree que «si tiene que volver a hacerlo, lo hará, porque es un hombre soberbio ni le duelen prendas por reconocer errores».

Pero el senador se centra también en la moción de censura que Pedro Sánchez «ha puesto sobre la mesa» y que «es una insensatez se mire por donde se mire» porque «deja al país sin unos presupuestos que «iban a dar estabilidad» y lo hace «en un momento en el que el desafío de Cataluña está en plena efervescencia». Para Aznar, la decisión del líder socialista «acaba de meter un montón de palos a la legislatura», pero confía en que «sepamos sacarlo adelanto, no por el PP, sino por la gravedad que supondría para todos». Por este motivo, defiende que antes de la «catarsis» que desde algunos sectores se pide para el partido, «nuestra primera preocupación debe ser cómo se resuelve esta incógnita» planteada por el PSOE «para después mirarnos internamente». Dicho de otra manera, y aunque «pueda sonar grandilocuente», considera que «lo primero es España y lo segundo, nuestra casa». En este punto, sostiene que Rajoy «hace lo que tiene que hacer». Y es que «pese a veces no se entienda», confía «plenamente en los ritmos del presidente».

En cuanto a su labor como portavoz del Grupo Popular en la comisión de investigación sobre la financiación de los partidos políticos, reconoció estar «en el centro de la diana». Tras aplaudir las reformas legislativas del PP contra la corrupción, señaló que su objetivo es «intentar cerrar hasta la última puerta de estos casos».

Sobre su futuro político, reconoce que está «en la última etapa de mi carrera» y lo achaca a que «la gente quiere ahora caras nuevas; no sé si es justo o no». «Probablemente lo deje por eso, aunque es en la situación de dificultad es cuando uno se dice que no, que hay que continuar».