tráfico

La nieve obliga a usar cadenas en seis puertos de Burgos, León, Palencia y Soria y corta varias carreteras

valladolid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La nieve caída en las últimas horas obliga a usar cadenas o sistemas antideslizantes para circular por seis puertos de montaña de Burgos, León, Palencia y Soria. Además, estas precipitaciones y la niebla han cortado varias carreteras y complican la conducción por otros 20 tramos de la red viaria de estas provincias, según informa a Ical la Dirección General de Tráfico (DGT).

Asimismo, las cadenas son necesarias para transitar por los altos burgaleses de Estacas de Trueba (BU-570, Espinosa de los Monteros), La Sía (BU-571, Río de la Sía) y Orduña (BU-556, Berberana), así como por el leonés de Ventana (LE-481, Torrebarrio), el palentino de Piedrasluengas (CL-627, Piedrasluengas) y el soriano de Santa Inés (SO-830, Vinuesa).

Además, están cortados los de Lunada (BU-572, Río de Lunada), Estacas de Trueba, entre los kilómetros 14 y 17 y el de Ventana (11 y 15,9) y Las Señales (LE-333, Cofiñal), así como la carretera LE-321 en Redipuertas. También, en las carreteras de Burgos se debe extremar la precaución por la N-627 en Basconcillos del Tozo, la N-629 en Bercedo, la N-232 en Incinillas, la CL-127 en Obecuri y por la SG-615 en Valsaín (Segovia) y SO-615 en Garray. También, en Segovia, la niebla afecta en El Espinar a la AP-6.

El nivel de aviso es amarillo en las carreteras burgalesas CL-629 en Bercedo, Bocos y Valdenoceda; en las leonesas LE-723 en Ambasmestas, la LE-497 en Caboalles de Abajo, la LE-333 en Cofiñal, la LE-473 en Pola de Gordón y en la LE-481 en San Emiliano, la LE-491 en Vega de Viejos. Además, la circulación es difícil por la LE-495 en Meroy, en la CL-635 en La Uña y en la segoviana SG-112, en Riofrío de Riaza.