Germán Barrios, Faustino Temprano y el nuevo secretario provincial de UGT en Ávila
Germán Barrios, Faustino Temprano y el nuevo secretario provincial de UGT en Ávila - M. MARTÍN
ECONOMÍA

La UGT se mueve entre la división

El escaso apoyo a los líderes provinciales y la suspensión de congresos dibujan un escenario difícil para el sindicato

ValladolidActualizado:

El nuevo vicesecretario regional de la UGT, Evelio Angulo, imaginaba este escenario. Hace apenas dos semanas explicaba a ABC que su decisión de retirar su candidatura a liderar el sindicato obedecía al deseo de no «partirlo por la mitad». Para evitarlo, puso en bandeja el liderazgo de la organización a Faustino Temprano y él pasó a ser su número 2. La crisis se evitó a tiempo en el Congreso Regional, pero Angulo tenía razón y han sido los cónclaves provinciales los que han demostrado que existen «discrepancias», como ayer las calificó Temprano al observar cómo un nuevo secretario provincial ejecutivo -en este caso el de Salamanca- era elegido con tan sólo el 54 por ciento de los respaldo y sin que hubiera ningún otro contrincante. La situación poco deseada se ha repetido en Zamora, en Ávila y, en menor medida, en Palencia, mientras que peor han ido las cosas en Soria, con la renuncia en el último momento de la única candidata, y en Valladolid, que pospone su congreso y estará bajo el mandato de la regional.

Más allá de las cuestiones personales -que siempre pesan-, las quejas de las provincias están relacionadas con las decisiones tomadas a nivel nacional que confirman que los territorios no pueden disponer de ejecutivas propias y que el sindicato pasará a contar con tan solo tres federaciones en lugar de las seis actuales.

Ayer Temprano quitaba hierro al asunto, aunque reconocía que «existen diferentes formas de pensar» dentro de la organización y admitía también que le «hubiera gustado» que se celebraran todos los congresos en todas las provincias, aunque aseguró que no va a permitir que haya un vacío de poder. Lo dijo en Ávila, donde Javier García Hernández se convirtió en el nuevo líder de UGT en Ávila. Actualmente secretario de Acción Sindical regional de la Fitag (Federación de Industria y Trabajadores Agrarios), el nuevo dirigente en la provincia accedió al cargo como único candidato después de que hasta última hora se estuvo dudando sobre la existencia de candidaturas. Finalmente, obtuvo un apoyo de un 65,52 por ciento de los votos, con 38 a favor, 20 en blanco y uno nulo. Al parecer, fue con las federaciones de FSP y SMC donde hubo alguna «discrepancia». Mientras, José Luis Hernández era ratificado al frente del sindicato en Salamanca con el 54,35 por ciento de los votos. Recibió 25 apoyos, mientras que otras 21 delegados votaron en blanco en un congreso que estuvo marcado por la tensión y por una votación muy ajustada, informa Ical.

Mientras, María José López ya abrió las hostilidades el jueves al presentar su dimisión al no estar de acuerdo con el modelo de secretaría sin Ejecutiva planteado por la Confederación de UGT en España y refrendado en el pasado 42 Congreso Nacional. De este modo, mañana será la Ejecutiva regional, desde Valladolid, la que asuma las riendas de la UGT en Soria (a través de una gestora) y ponga a un delegado provisional que haga sus funciones hasta la próxima convocatoria de un congreso extraordinario en esta provincia

En Zamora, Ángel del Carmen fue ratificada como secretario general provincial de UGT de Zamora en el XII Congreso Provincial Ordinario de la organización sindical, con el 63,26% de los votos, concretamente, 31 a favor y 18 abstenciones de los 52 delegados convocados, de los que asistieron 49 a la cita en el Palacio de La Alhóndiga. Mas holgado fue el triunfo de Julián Martínez en Palencia al obtener 44 votos a favor y 16 en blanco, un respaldo del 73,3 de los sufragios que calificó como «satisfactorio».