Juan Vicente Herrera , en la presentanción de los resultados del Plan de Crecimiento Innovador
Juan Vicente Herrera , en la presentanción de los resultados del Plan de Crecimiento Innovador - F. HERAS
POLÍTICA

Herrera pide al Gobierno que «deje de alarmar y anunciar prohibiciones»

Del Olmo estima que los «desatinos» de Sánchez afectan al crecimiento de la Comunidad

VALLADOLIDActualizado:

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, pedirá en la reunión del próximo 27 de noviembre a su homólogo en el Gobierno, Pedro Sánchez «un plan serio» en el que se comprometan «muchos recursos públicos» para impulsar la transición energética «con objetivos claros y plazos realistas». Tras participar en la presentación de los resultados del Plan de Crecimiento Innovador, Herrera destacó que se trata de una cuestión «seria y compleja», por lo que reclamó que, «en lugar de alamar o anunciar futuras prohibiciones», lo que tiene que hacer «es definir y liderar un plan responsable» en lugar de «una pancarta» para pedir que no se compren coches diésel, gasolina o híbridos. En esta línea, culpó al Gobierno de Sánchez de impulsar esta transición con medidas restrictivas y sobre la limitación temporal fijada para los motores de combustión consideró que «sólo ha creado incertidumbre» en sectores «tan importantes» como el de la industria automovilística y el agroganadero.

Herrera apuntó que las medidas para acabar con los combustibles fósiles en 2040 y suprimir así los vehículos diésel y de gasolina son «efectistas y poco realistas», además de que consideró una «pasada de frenada» la decisión de establecer que en 2023 todas las ciudades de más de 50.000 habitantes (varias de la región) impidan el acceso a los turismos con motores de combustión, lo que provocaría que todas las personas que quieran acceder al centro «tengan que comprarse un coche eléctrico».

En conjunto, Juan Vicente Herrera señaló que se caracterizan por presentar una «gran carga ideológica» y, por tanto, por ser «poco realistas». Por ello, expresó su preocupación ante la liquidación «total e inmediata» de las cuencas mineras, sin que exista una alternativa para esas comarcas. De hecho, condenó afirmaciones como que «el carbón ha muerto», puesto que supone a su juicio renunciar a que el mineral tenga un hueco en el modelo energético, informa Ical.

Además, Herrera señaló que sin minas de carbón también dejan de tener sentido mantener las centrales térmicas, que se abrieron en las cuencas. Así se preguntó cómo se impide a una empresa, como Endesa, propiedad de la italiana Enel, invertir en la adaptación de la planta de Compostilla, situada en Cubillos del Sil (León). Por ello, aseguró la empresa acude a la «ventanilla» abierta por el Gobierno para comunicar su cierre.

Horas antes, la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, había asegurado que los «desatinos» y las «políticas desacertadas» del Gobierno Central tendrán su repercusión en el crecimiento del PIB anual de Castilla y León, que podría pasar de un aumento del tres por ciento a niveles «mucho más bajos» y acusó al Ejecutivo nacional de haber tomado «decisiones dramáticas» mediante «métodos poco democráticos, como los decretos ley», en cuestiones como el fin de los vehículos de combustión sin «antes haber constado y hablado con el sector y las Comunidades Autónomas», informa Efe.

Es esta una situación que, según la consejera, también se ha trasladado al sector del carbón y de las centrales térmicas, con la decisión «desde el primer momento» del Gobierno por «apostar por su fin», como a su juicio, así se evidenció cuando los socialistas «quitaron el impuesto del céntimo verde al gas y no al carbón», argumentó.

En este sentido, como ya manifestó ayer, del Olmo tendió la mano y abrió las puertas de su despacho para atender a los trabajadores afectados por el anuncio de Endesa de cerrar su planta térmica de Compostilla (León), en una circular que ya ha llegado a manos de los trabajadores, que han convocado una huelga en la capital leonesa para la semana que viene.

No obstante, la consejera reiteró que si el Gobierno Central no se «implica», es «muy difícil» que la Junta de Castilla y León pueda adoptar «sola» ninguna medida para solucionar esta situación en las cuencas mineras, más que modificar el plan de reindustrialización de estas zonas, informa Efe. «Quien ha tomado esas decisiones no puede ahora lavarse las manos y no intervenir en un proceso de reindustrialización en Castilla y León», insistió Del Olmo, que aseguró que la Junta va a exigir al Gobierno socialista de Pedro Sánchez que «se implique» con «compromisos valientes».

En la misma línea, el consejero de Empleo de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, lamentó las «decisiones» del Gobierno en sectores «importantes» para la Comunidad como son los de la minería y el de la automoción por sus «consecuencias muy negativas».

«Si hay algo que ahuyenta las inversiones es la inestabilidad, la inseguridad o poner en riesgo la capacidad productiva de nuestra economía, y yo creo que lo que necesitamos es justo todo lo contrario, estabilidad, poner las bases para crear empleo, apoyar a las personas que invierten, apoyar la formación y la cualificación de los trabajadores, y en esto es en lo que nos tendríamos centrar», apostilló.

«Todo lo demás, que sean debates que nos dispersen o que pongan en riesgo sectores que eran muy importantes para Castilla y León, y que algunos desaparecen y otros que tienen fecha de caducidad, pues me parece un error muy importante», concluyó.