La vicepresidenta Carmen Calvo, con la alcaldesa, Milagros Tolón, las concejalas Rosana Rodríguez e Inés Sandoval y el delegado del Gobierno, Manuel González Ramos, y los miembros del Consejo Lcal de la Mujer
La vicepresidenta Carmen Calvo, con la alcaldesa, Milagros Tolón, las concejalas Rosana Rodríguez e Inés Sandoval y el delegado del Gobierno, Manuel González Ramos, y los miembros del Consejo Lcal de la Mujer - ABC

La maratoniana visita de Carmen Calvo a Toledo

La vicepresidenta del Gobierno participó en un foro, se reunió con García-Page, con las mujeres del Consejo Local de la Mujer y con agentes sociales

TOLEDOActualizado:

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha dedicado la jornada de este martes la ciudad de Toledo. Primero participó junto a la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, en el foro«Enclave mujeres», organizado por El Digital Castilla-La Mancha en el Cigarral de las Mercedes. En el debate, moderado por la periodista toledana Esther Esteban, la vicepresidenta habló de igualdad, violencia de género y también de actualidad, como el adelanto de las elecciones generales o la polémica por la decisión del juez Manuel Marchena de renunciar a presidir el C onsejo General del Poder Judicial (CGPJ).

La vicepresidenta recordó que el Congreso está tramitando la ley para obligar a que haya cuotas de mujeres en los consejos de administración de las empresas, una norma que incluirá un periodo de adaptación de entre dos y cuatro años. Sobre la violencia machista reiteró que debe existir «unanimidad» de la sociedad «condenando, trabajando, mirando, denunciando y haciendo un trabajo de prevención» porque el maltrato sigue siendo una lacra, con 44 mujeres asesinadas en lo que va de año. En el debate se habló también de «mujeres empoderadas» y de ayudar a las víctimas con una administración más cercana.

Esther Esteban, Carmen Calvo y Milagros Tolón
Esther Esteban, Carmen Calvo y Milagros Tolón - ABC

Tras este acto, Carmen Calvo visitó al presidente de Castilla-La Mancha en el Palacio de Fuensalida. Allí acordaron mantener cauces de colaboración e interlocución que, según dijeron, «dará frutos en los próximos meses». En el encuentro, en el que participaron representantes de los agentes sociales y empresariales, la vicepresidenta del Gobierno destacó que García-Page ha dado un cambio de registro de 180 grados «al abandono» que había antes de la igualdad de hombres y mujeres y de quienes necesitan políticas sociales de sanidad, educación y dependencia, y los valores de la solidaridad. Además, dijo que su Gobierno es consciente de los problemas de agua, de comunicaciones, de infraestructuras, desempleo y despoblamiento en un territorio tan extenso como Castilla-La Mancha que es «importantísimo para entender España».

Emiliano García-Page con Carmen Calvo en el Palacio de Fuensalida
Emiliano García-Page con Carmen Calvo en el Palacio de Fuensalida

Después, la vicepresidenta del Gobierno se trasladó el Ayuntamiento, en donde mantuvo un encuentro con los integrantes del Consejo Local de la Juventud, que celebra 25 años, y trabajadoras de la Casa de Acogida para Mujeres Maltratadas, a quienes Carmen Calvo transmitió «seguridad y serenidad» para realizar su trabajo. Milagros Tolón, por su parte, avanzó que el desarrollo del Pacto de Estado contra la Violencia de Género permitirá ampliar y mejorar la atención que reciben las mujeres en el Centro de la Mujer de la capital regional aumentando el horario de apertura de 5 a 8 horas diarias y ofreciendo así un servicio de mayor calidad para las víctimas de violencia machista.

Una ampliación de horario, concretó la alcaldesa, que se va a llevar a cabo gracias a la apuesta del Estado por incrementar los recursos económicos en materia de violencia machista a través de las comunidades autónomas.

En este encuentro, la alcaldesa explicó que existe un compromiso firme del Gobierno local por la igualdad y por combatir la violencia machista en Toledo y prueba de ello también es la inclusión de los puestos de trabajo de todo el personal del Centro de la Mujer y de la Casa de Acogida en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Ayuntamiento, al considerar estos servicios «estructurales e imprescindibles para la ciudad».