Incendio en Moral de Calatrava
Incendio en Moral de Calatrava - COPE

Se reduce un 85% el número de hectáreas quemadas por los incendios respecto a 2017

«No hay que bajar la guardia porque estamos en el período de máximo peligro», advierten desde la Junta

TOLEDOActualizado:

El número de hectáreas quemadas este verano en Castilla-La Mancha se ha reducido un 85 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que el número de incendios ha bajado un 40 por ciento. Son datos que ha adelantado este jueves el viceconsejero de Medio Ambiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Agapito Portillo.

Portillo, que presentó en la sede de Geacam en Cuenca la primera planta de generación fotovoltaica para autoconsumo de la Administración regional, señaló que la campaña de incendios «está siendo muy buena» debido a factores como la climatología que hubo a principios de año y la eficacia de los dispositivos del Infocam.

Según informó el viceconsejero, hasta la fecha van unas 700 hectáreas quemadas que representan el 15 por ciento de lo que se calcinó en 2017, «donde contó el gran incendio de Yeste». Portillo subrayó los resultados «excepcionales» en la provincia de Cuenca, donde solo se han quemado 20 hectáreas de monte respecto a las más de 1.000 en las mismas fechas de la pasada temporada.

Extremar las precauciones

Con todo, el viceconsejero señaló que «no hay que bajar la guardia y hay que seguir atentos ya que estamos en el periodo de máximo peligro y hay que extremar las precauciones puesto que las negligencias siguen siendo las primera causa de los incendios en la Comunidad». «Si todos tenemos cuidado con el monte, el número de incendios bajaría notablemente, pero en todo caso este año comparado con el año pasado es muy bueno», añadió.

Por su parte, el gerente de Geacam, Darío Dolz, recordó que, a pesar de que va remitiendo la ola de calor, las temperaturas siguen altas en la comunidad autónoma y el periodo de máximo riesgo se alarga hasta el 30 de septiembre.

«Cada día que pasa en el que no llueve la cantidad de humedad del combustible acumulado va disminuyendo. El punto de partida ha sido muy distinto al del año pasado, porque la cantidad de humedad del combustible era mucho mayor, pero día a día esa desecación es algo más elevada aunque bajen las temperaturas», explicó. En la lucha y prevención contra los incendios continúan trabajando 3.000 efectivos.

De hecho, este jueves, en Moral de Calatrava continuaban trabajando cuatro medios y 19 personas en la extinción del incendio declarado el pasado martes en una zona agrícola de este término municipal, aunque se dio por controlado el miércoles. En total, han llegado a participar en las labores contra el fuego un total de 67 medios -nueve de ellos aéreos-y 295 personas.

En Nerpio, en la Sierra del Segura de Albacete, los equipos del plan de lucha contra incendios forestales de Castilla-La Mancha (Infocam) han contralado este jueves en pocas horas otro incendio que fue detectado por un vigilante fijo a las 15:53 horas.

El incendio, que se localizó en el paraje de «Las Beatas», afectó a una superficie no determinada de terreno forestal integrado en un 70 por ciento por pinos y en un 30 por ciento por monte bajo. En la zona continuaban ayer a última hora trabajando para su extinción definitiva tres medios terrestres y 14 personas.