El socialista José Manuel López Carrizo arrasó en Tarancón al obtener un 63,57 por ciento de los votos. Logró 12 concejales en un pleno de 17 y seguirá como alcalde, pero ahora con mayoría absoluta
El socialista José Manuel López Carrizo arrasó en Tarancón al obtener un 63,57 por ciento de los votos. Logró 12 concejales en un pleno de 17 y seguirá como alcalde, pero ahora con mayoría absoluta - Ayuntamiento

El PSOE fue el más votado en 31 de las grandes urbes de Castilla-La Mancha y el PP en 6

Entre los municipios con más de 10.000 vecinos, los populares solo ganaron en Villarrobledo, Almansa, Daimiel, Bolaños de Calatrava, El Casar y Caudete

Actualizado:

Entre las muchas lecturas que se pueden hacer de las elecciones municipales del pasado domingo, hay una que parece irrefutable: el PSOE arrasó en las grandes plazas. Los socialistas fueron el partido más votado en las cinco capitales de provincia y en los 13 ayuntamientos más grandes de Castilla-La Mancha. Y si se amplia el foco, el PSOE ganó en 31 de los 38 municipios con más de 10.000 habitantes de la región. Además, en 14 de ellos gobernará con mayoría absoluta.

Estos últimos son:Talavera de la Reina (cuya alcaldesa será Agustina García Élez), Tomelloso (Inmaculada Jiménez), Azuqueca de Henares (José Luis Blanco), Alcázar de San Juan (Rosa Melchor), Valdepeñas (Jesús Martín), Illescas (José Manuel Tofiño), Manzanares (Julián Nieva), La Roda (Juan Ramón Amores), Tarancón (José Manuel López Carrizo), Campo de Criptana (Santiago Lázaro), Torrijos (Anastasio Arevalillo), Socuéllamos (Elena García Zalve), Yuncos (Josefa Gallego) y Bargas (Isabel Tronero).

Especialmente sobresaliente es el caso de Tarancón, donde López Carrizo fue el alcalde más votado de las grandes urbes con un 63,57 por ciento de apoyos, lo que suponen 12 concejales en un pleno de 17.

Mientras, Valdepeñas, Yuncos y Bargas son los únicos territorios en los que el PSOE repite la mayoría absoluta. Aquí destaca Jesús Martín, alcalde de Valdepeñas, que ya acumula cinco. Por otro lado, en Talavera, La Roda y Campo de Criptana el PP ganó en 2015 y ahora los vecinos le han dado todo el poder a los socialistas.

Hace cuatro años, el mapa de la región quedó dividido entre el azul y el rojo. De los 38 municipios mencionados, el PP ganó en 19 y el PSOE en 18 (Alovera es el único que se mantiene al margen del bipartidismo, ya que Alternativa Alovera fue el partido más votado tanto en 2015 como ahora).

Pues bien, los populares han dejado de ser los primeros en 13 de esos 19 ayuntamientos. Además, en esos 13 fueron los socialistas los que obtuvieron más apoyos. Son los casos de Albacete, Guadalajara, Toledo, Talavera, Ciudad Real, Cuenca, Seseña, La Roda, Campo de Criptana, Ocaña, Fuensalida, Sonseca y Cabanillas del Campo.

De esta forma, el PP se mantiene como el más votado en apenas seis plazas: Villarrobledo, Almansa, Daimiel, Bolaños de Calatrava, El Casar y Caudete. De ellos solo Leopoldo Sierra en Daimiel y Miguel Ángel Valverde en Bolaños tienen garantizado gobernar, ya que ambos han revalidado la mayoría absoluta (Sierra incluso ha pasado de 9 a 10 concejales sobre un pleno de 17).

Por otro lado, merece la pena analizar la inevitable influencia que las elecciones generales han tenido en las municipales, celebradas con apenas cuatro semanas de diferencia. La ola de optimismo que invade a los socialistas desde el claro triunfo de Pedro Sánchez ha provocado que, ahora mismo, la marca PSOE esté al alza.

Así, en 27 de los 38 grandes municipios de Castilla-La Mancha los socialistas han ganado concejales con respecto a 2015, los han mantenido en 6 y solo han bajado en 5: Villarrobledo, Miguelturra, Yuncos, Madridejos y Puertollano (en este último el pleno se ha reducido de 25 a 21 ediles por la pérdida de población).

Y lo mismo ocurre con el PP, pero al revés, ya que su marca está en declive desde el pésimo resultado de Pablo Casado en las generales. Los populares han perdido concejales en 31 de 38 ayuntamientos, los mantienen en 4 y solo los han ganado en 3: Daimiel, Consuegra y Caudete.

La pregunta que no tendrá respuesta es: ¿los resultados de las elecciones municipales hubieran sido los mismos de no haberse celebrado las generales hace un mes?