Facjada del hospital Santa Bárbara
Facjada del hospital Santa Bárbara

Los niños con TEA se familiarizan con el hospital de Puertollano para estar más tranquilos

Los pequeños con trastornos del espectro autista pueden conocer de antemano el centro por si deben ingresar

Actualizado:

La Gerencia de Atención Integrada de Puertollano (Ciudad Real) ha puesto en marcha un programa de visitas guiadas para que los pequeños con trastornos del espectro autista (TEA) conozcan de antemano las instalaciones del hospital «Santa Bárbara» y afronten un eventual ingreso o paso por urgencias con un menor grado de ansiedad.

Esta novedosa iniciativa se enmarca dentro de las medidas promovidas por el Servicio Regional de Salud (Sescam) en su apuesta por un modelo asistencial más humano y cercano a pacientes y familiares, medidas que están recogidas en el Plan Dignifica.

La Consejería de Sanidad ha precisado en una nota que esta iniciativa ha surgido a raíz de una ponencia presentada en las I Jornadas de Humanización organizadas en abril del año pasado por la Gerencia de Puertollano.

La comunicación señalaba que era preciso dotar al «Santa Bárbara» y a sus profesionales de instrumentos que faciliten la atención a los menores con trastornos del espectro autista y contribuyan a paliar el nerviosismo y la angustia que les genera la estancia en un hospital.

Según el subdirector de Enfermería de la Gerencia de Puertollano y responsable del desarrollo del Plan Dignifica, Pablo Madrid, la mejor manera de prevenir el estrés que aqueja a estos niños es saber qué se van a encontrar en el centro asistencial y de ahí que se haya creado un itinerario y programa de visitas.

En este sentido, ha asegurado que «anticipar lo que van a ver les da certidumbre y hace que estén más tranquilos».

Para diseñar este recorrido, el Servicio de Atención al Usuario del «Santa Bárbara» ha estado meses trabajando con la asociación Alanda, especializada en el trabajo con niñosque presentan alteraciones en la comunicación, la interacción y el lenguaje.

Además, se ha impartido un curso para explicar a los profesionales sanitarios cómo relacionarse con niños con TEA y cómo pueden realizar una detección precoz del trastorno.

El siguiente paso era ofrecer a las asociaciones de padres de niños con TEA del área de salud de Puertollano la posibilidad de participar en una de estas visitas guiadas y la intención del Servicio de Atención al Usuario es programar dos o tres al año, en función de la demanda.

Hace unos días se organizó uno de estos recorridos para un pequeño que vino acompañado de su madre, junto a la que visitó las urgencias y el box redecorado especialmente para ellos con colores e ilustraciones sobrias, las salas de radiodiagnóstico y extracciones y una de las habitaciones de pediatría.

Además, en cada servicio susceptible de ser utilizado por niños con TEA se han colocado pictogramas para que comprendan qué tratamiento asistencial van a recibir, dibujos que también son útiles para facilitar la comunicación con niños inmigrantes o que no comprendan el castellano.

Está previsto también que en la página web del área de Puertollano se cuelguen fotos de todas estas dependencias del hospital para que los pequeños se hagan una primera idea de lo que van a encontrar.

A estas imágenes se accederá a través de la pestaña «Hospital Amigo», enlace que, por el momento, lleva a la consulta del «Doctor TEA». Este proyecto fue puesto en marcha por el hospital Gregorio Marañón de Madrid para explicar con dibujos animados muchas de las actividades que cada día tienen lugar en un centro hospitalario.