La probabilidad de que el asteroide impacte con la Tierra en el 2036 «es muy baja, es como si jugaras la Lotería de Navidad con dos décimos», dice el director general de Elecnor Deimos, Miguel Belló
La probabilidad de que el asteroide impacte con la Tierra en el 2036 «es muy baja, es como si jugaras la Lotería de Navidad con dos décimos», dice el director general de Elecnor Deimos, Miguel Belló - ABC

Eligen un proyecto de Puertollano para frenar un asteoride

Ha sido elaborado por el centro de integración y control de satélites de Elecnor Deimos

Ciudad RealActualizado:

El proyecto «Don Quijote» del centro de integración y control de satélites de Elecnor Deimos, situado en Puertollano, ha sido elegido por la Agencia Espacial Europea (ESA) para evitar el posible impacto del asteroide Apofis (dios egipcio del caos) con la Tierra en 2036.

Así lo explica el director general de Elecnor Deimos, Miguel Belló, en una entrevista con la Cadena Ser. El proyecto, que ha sido elegido entre 27 propuestas de distintos países de Europa, consiste en realizar un impacto cinético en el asteroide golpeándolo con una sonda que tenga 500 ó 1.000 kilogramos de masa para desviarlo.

El director general concreta que lo que se plantea en el «Don Quijote» es mandar dos sondas. La primera sería «Sancho», que llegaría primero con una trayectoria distinta a velocidad muy pequeña para orbitar al asteroide, estudiar su campo gravitacional y estructura de la superficie. «Cuando el asteroide esté caracterizado llega la segunda sonda, denominada ‘Hidalgo’, a muy alta velocidad», ha especificado, añade Belló. La velocidad en el Sistema Solar puede llegar a alcanzar los 100.000 kilómetros por hora y con una masa 500 kilogramos a esa velocidad serían capaces de mover el asteroide «justo» lo que quieren.

Para simplificar, lo que pretenden es hacer lo que hacen las bolas de billar cuando chocan, aunque multiplicado por cinco o diez debido a que cuando «la sonda impacte con el asteroide generará un cráter y ese cráter generará una masa que se eyectará en la dirección contraria del golpe».

En realidad, la probabilidad de que el asteroide impacte con la Tierra en el 2036 «es muy baja, es como si jugaras la Lotería de Navidad con dos décimos», finaliza el director general de Elecnor Deimos.