Los Reyes con Mauricio Macri y Juliana Awada, en la Casa Rosada de Buenos Aires - EFE | Vídeo: EP

El Rey: «Apoyamos a Argentina en momentos difíciles, como siempre hemos hecho»

Don Felipe y Doña Letizia han sido recibidos por el presidente argentino, Mauricio Macri, y por la primera dama, Juliana Awada, en la Casa de Gobierno de Buenos Aires

Enviado Especial a Buenos Aires Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los Reyes ya han comenzado los actos de su primer viaje de Estado a Argentina. A las once de la mañana (15:00 en España) Don Felipe y Doña Letizia han sido recibidos por el presidente argentino, Mauricio Macri, y por la primera dama, Juliana Awada, en la entrada de la Casa de Gobierno de Buenos Aires, conocida popularmente como Casa Rosada. «Quiero darle la bienvenida a Sus Majestades en la primera vez que nos visitan como Reyes», ha saludado Macri en el Salón Blanco, donde tanto él como el Rey han ofrecido unas breves palabras.

«Tomamos esta visita como una muestra de afecto y también de apoyo en este momento de cambio que estamos emprendiendo los argentinos», ha subrayado el mandatario iberoamericano. Y el Rey, después de afirmar que viajar a Argentina «siempre es especial», ha respondido en el mismo sentido: «Esta es una visita intensa, con agenda política y económica, pero sobre todo lo que pretende es impulsar esa relación que calificamos como estratégica, darle apoyo a la continuidad de las relaciones entre Europa y América del Sur, y apoyar a Argentina, como siempre hemos hecho, en momentos difíciles. Somos muy conscientes de la situación que han atravesado en términos económicos y apoyamos las reformas que están en marcha».

Regalos muy simbólicos

«También tenemos el orgullo de compartir ese patrimonio universal que es la lengua, la lengua que compartimos, la lengua que motiva el Congreso Internacional de Córdoba», ha añadido, haciendo referencia a su última parada en esta visita, de corte cultural. Y de hecho, los regalos que el Rey ha entregado al mandatario argentino también se han enmarcado en lo cultural, con un fuerte componente simbólico. Don Felipe ha obsequiado a Mauricio Macri con una maqueta de la Nao Victoria, en recuerdo de los 500 años que se cumplen desde la circunnavegación de Magallanes y Elcano, así como una obra que reproduce las cartas de navegación de tan épica travesía. Además, ha completado su ofrenda con cristalería de La Granja y un joyero. Por su parte, Macri le ha entregado al Rey un maletín de piel artesanal y a la Reina un poncho, también de producción local, con «detalles únicos».

Tras los saludos públicos, Don Felipe ha acompañado al presidente argentino a su despacho para un breve encuentro privado. Mientras tanto, Doña Letizia ha estado hablando con Juliana Awada sobre enfermedades raras y primera infancia, las causas sociales, respectivamente, a las que dedican sus esfuerzos. Antes de esto, por cierto, fueron recibidos con honores en la Plaza San Martín de Buenos Aires, en una ofrenda floral que ha finalizado con un minuto de recogimiento ante el Monumento al Libertador General San Martín.

Ya finalizada la mañana, los Reyes asistirán a un almuerzo privado en Quinta de Olivos, la residencia presidencial, con el mandatario iberoamericano y su esposa. Después, siguiendo su apretada agenda, Don Felipe visitará el Senado y la Corte Suprema, donde lo recibirán los presidentes de las Cámaras de la Nación y la Corte Suprema. Por la noche, Macri y Awada agasajarán a los Reyes con una cena en el Centro Cultural CCK de Buenos Aires, a la que asistirán varios centenares de invitados.