Alexis, con uno de los cetáceos que el «Sea World» estadounidense tiene en depósito en el Loro Parque. - ABC

Uno de los responsables de las orcas reconoce la «agresión» de «Tekoa» en 2007

Afirma además que, ya antes de la muerte de Alexis Martínez por el ataque de «Keto», habían ocurrido «pequeños incidentes» En su día, el zoológico atribuyó el suceso a una «mala maniobra» y rechazó la agresión

MOISÉS Á. MONTERO
PUERTO DE LA CRUZ Actualizado:

EL LORO PARQUE TAMBIÉN LO NEGÓ

«Si la hubiera querido atacar, no estaría viva». Así lo aseguraba el zoológico tinerfeño Loro Parque después de que una de las cuatro orcas que explota, bautizada como «Tekoa», protagonizase junto a la adiestradora Claudia Vollhardt un suceso que terminó con esta en el hospital. Los hechos ocurrieron en 2007, poco más de dos años antes de que otro de los cetáceos del zoo, «Keto», confirmase la argumentación del parque, tras atacar y acabar con la vida del también entrenador Alexis Martínez. Ahora, la declaración de uno de los compañeros del joven fallecido —declaración que forma parte de las diligencias en poder del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 del Puerto de la Cruz, a las que ha tenido acceso ABC— arroja algo de luz sobre lo sucedido en 2007. Según el adiestrador, uno de los dos principales responsables de los entrenamientos con estos mamíferos marinos —al menos en el momento de la muerte de Alexis—, «Tekoa» «agredió» a Vollhardt, lo que contradice la explicación de una «mala maniobra» que dio en su día el Loro Parque.

«Si la hubiera querido atacar... ... no estaría viva», dijo el zoológico tras el suceso. Dos años después, «Keto» embistió y mató a AlexisLa declaración del compañero del joven «Hace unos años, una de las orcas también agredió a Claudia ... y la hundió en la piscina»Contradicciones Uno de los dos principales responsables de los entrenamientos habla de «incidentes» anteriores y el otro no

Durante su testimonio, el compañero de Alexis asegura también que, si bien «ninguno de esta magnitud» —en referencia a la embestida de «Keto» y al margen de la «agresión» de 2007—, tuvieron lugar con anterioridad «pequeños incidentes». En concreto, el adiestrador es preguntado «para que diga si estos hechos se han repetido en alguna ocasión o con anterioridad», a lo que responde que «sí», que «en cuatro años, han ocurrido pequeños incidentes, pero ninguno de esta magnitud». En cualquier caso, llama la atención que, a la misma pregunta, el otro de los principales responsables de los entrenamientos con las orcas responda, al contrario, un «no». Así, contesta a la referida cuestión que, «con este animal», en alusión a «Keto», «no» había antecedentes. Además, reduce a un «accidente» el suceso que involucró a Claudia Vollhardt: «En octubre de 2007, hubo un accidente con otro animal y con una entrenadora».

Sea como fuere, aquel insiste en la «agresión» incluso cuando defiende la aplicación de los protocolos de seguridad en el Loro Parque. «Con la orca que la agredió, se tomaron nuevas medidas de entrenamiento, asignándole los entrenadores de más experiencia y grado, así como desde ese momento no entrenaba nadie en el agua». Asimismo, y ya en referencia al trágico caso de Alexis, detalla que «el protocolo general es que si un animal agrede a un entrenador, se le asignen los entrenadores de mayor experiencia y grado, tal y como se está haciendo con la orca que agredió a Alexis».

El joven, de 29 años, falleció el último 24 de diciembre —unos dos años y dos meses después de la «agresión» de «Tekoa» a Claudia Vollhardt— a consecuencia del ataque de la otra orca macho del zoo, «Keto», que le ocasionó múltiples heridas, tal como desveló este diario semanas atrás.