Belloch, atosigado por las deudas, reduce en Zaragoza coches oficiales, escoltas y gastos de protocolo
El Ayuntamiento de Zaragoza figura en los puestos de cabeza de los más endeudados de España - FABIÁN SIMÓN
"plan de austeridad"

Belloch, atosigado por las deudas, reduce en Zaragoza coches oficiales, escoltas y gastos de protocolo

Junto al resto de medidas, que incluyen también recortes en contratos de algunos servicios públicos, asegura que el Ayuntamiento ahorrará 20 millones de euros

ZARAGOZA Actualizado:

El Ayuntamiento de Zaragoza está entre los más endeudados de España y precisa un urgente plan de saneamiento que, entre otras medidas, obliga a recortar el gasto público municipal para, también entre otras cosas, ir pagando la abultada lista de facturas pendientes con proveedores. Tras anunciarlo semanas atrás, el alcalde, el socialista Juan Alberto Belloch, ha presentado finalmente el "Plan de Ahorro" que, según ha dicho, le evitará al Ayuntamiento 20 millones de euros en gastos.

El plan presentado por el gobierno zaragozano se articula en dos bloques: "medidas de austeridad" y "medidas organizativas". En las primeras, se incluye la reducción de 350.000 euros en los gastos de comunicación, publicaciones y campañas informativas; la eliminación de la mitad de los vehículos del parque móvil municipal -incluidos los coches oficiales de los políticos-, sin que la medida afecte a los servicios de Bomberos y Policía Local, lo que supondrá un ahorro de unos 200.000 euros por conceptos tales como mantenimiento, combustible o seguros; el recorte de un 20 por ciento de los gastos de representación y protocolo -en este caso no se ha especificado a cuánto asciende la partida total ni cuánto supondrá el ahorro-; y la reducción del 75 por ciento de los servicios de escolta y seguridad de la Corporación, que se estima en unos 675.000 euros.

En el apartado de "medidas organizativas" se incluyen, entre otras, la reducción de costes de telefonía, internet y telecomunicaciones, con un ahorro estimado de 1,2 millones de euros al año sobre el gasto actual; recortes en algunas líneas del autobús urbano consideradas como de baja demanda, lo que supondrá un ahorro de cuatro millones de euros; y la aplicación de nuevas fórmulas de gestión que le permitan al Ayuntamiento deducirse el IVA de las facturas, lo que le podría suponer un ahorro fiscal de al menos dos millones de euros al año.