POLÍTICA

Las aguas del Ebro enfrentan de nuevo a Aragón y Cataluña

El Gobierno de Aragón va a recurrir ante el Tribunal Supremo el Plan de Cuenca Fluvial catalán

Y. A.
ZARAGOZAActualizado:

El Ebro vuelve a ser motivo de disputa entre Cataluña y Aragón, esta vez por el Plan de Cuenca Fluvial impulsado desde la Generalitat. El Gobierno aragonés cree que este documento «invade competencias propias en gestión hídrica» de esta Comunidad y por eso ha decidido recurrirlo ante los Tribunales.

No es la primera vez que lo hace. El Plan aprobado por la Generalitat en 2009 en esta misma materia también fue recurrido y en aquella ocasión la justicia dio la razón a Aragón. El Ejecutivo aragonés argumentó en su momento que el documento rompía con el principio de unidad de cuenca y adjudicaba a Cataluña la gestión de ríos que atraviesan ambas comunidades. Los tribunales anularon el Plan en 2013.

Ahora, el Gobierno de Lambán ha decidido presentar un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Supremo contra el nuevo Plan de Cuenca Fluvial catalán por razones similares. El principal motivo creen que el plan otorga a la Generalitat competencias en la gestión de ríos que discurren por ambas regiones. Es decir, se extralimitaba en sus competencias. Además, incorpora a las cuencas catalanas recursos hídricos de la Cuenca del Ebro.