Tres de cada cuatro españoles valoran positivamente al Rey

Don Felipe logra la mejor nota para la Monarquía desde su restauración

Actualizado:

En sus cinco primeros años de reinado, Don Felipe ha logrado la mejor valoración de la Monarquía desde su restauración. En la última gran encuesta realizada sobre la Corona, Don Felipe logró un 75,3 por ciento de popularidad. Este resultado superaba incluso, en algunas décimas, a los registrados en los mejores tiempos del reinado de Don Juan Carlos, cuando los españoles puntuaron con un 7,48 sobre diez a la Monarquía en la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de 1995.

Según esa encuesta, realizada por GAD3 para ABC el pasado verano, el Rey ya conseguía entonces la mejor valoración de la Monarquía desde 1975. No obstante, cuando Don Felipe fue proclamado Rey, en junio de 2014, hacía ya varios años que la valoración de la Corona había empezado a caer y en abril de ese mismo año se situaba en un preocupante 3,72 sobre diez.

La encuesta también confirmó el elevado grado de conformidad que suscita la función del Monarca como representante de España en la comunidad internacional. El 72,2 por ciento de los encuestados creen que el Rey es «un buen embajador de España en el exterior» frente a un 24,6 que considera que no lo es. Además, la mayoría de los españoles, el 66,6 por ciento, valoraron positiva o muy positivamente el papel desempeñado por Don Felipe en la defensa de la unidad de España tras un año especialmente marcado por el desafío separatista catalán.

Cuatro de cada diez españoles (un 39,2 por ciento) valoraron a Don Felipe mejor que a los políticos. Otro 37,6 por ciento le valoraba igual y solo un 19,5 peor. Esta valoración va muy unida a la ideología política de los encuestados. De hecho, la mayoría de los votantes del PP (62 por ciento) creía que el Rey era mejor que la clase política. Lo mismo pensaban el 57 por ciento de los votantes de Cs y el 49 por ciento de los del PSOE. Más críticos eran los partidarios de Unidas Podemos, pero aun así, un llamativo 12 por ciento de votantes de la coalición republicana de izquierdas le valoraba mejor que a la clase política.