La presidenta de Concordia Cívica, Teresa Freixes
La presidenta de Concordia Cívica, Teresa Freixes - Inés Baucells

Teresa Freixes: «Habrá elecciones autonómicas, no puede ser de otra manera»

La presidenta de Concordia Cívica denuncia la «fragmentación civil» que provoca el «procés» en Cataluña

BarcelonaActualizado:

Concordia Cívica, con Teresa Freixes al frente, nace para aglutinar y realzar la voz de las distintas entidades constitucionalistas en contra del proceso.

-¿Por qué ahora? Puede parecer que llegan tarde, con un referéndum ya anunciado...

Concordia Cívica surge de abajo a arriba, tras más de un año de análisis y trabajos, con otras organizaciones, redes y personas preocupadas por la situación que vivimos, para reforzar el Estado de Derecho, la democracia, los derechos fundamentales y la solidaridad, y para conseguir una Cataluña libre, plural y abierta, en España y en Europa. Hemos salido ahora a la luz pública, en cuanto hemos establecido la masa crítica de participantes y definido un programa estratégico.

¿Qué opina del caso del juez Santi Vidal? ¿Cree que es cierto todo lo que ha dicho o hay parte de fabulación?

Es lamentable por el desprestigio institucional que origina. En cuanto a la veracidad o no de lo «filtrado» por el señor Vidal, la Fiscalía lo delimitará. Grosso modo, lo que dice coincide con bastantes «previsiones» de los Informes del Consell per a la Transició Nacional, la hoja de ruta de la ANC y las declaraciones efectuadas por diversos políticos.

¿Qué opina de la conferencia de Puigdemont, Junqueras y Romeva en Bruselas?

Es una operación de propaganda interna, con escasa repercusión internacional en la que la Generalitat se equivoca de pleno.

El «procés» se vende como un movimiento pacífico, pero ha habido casos de violencia, como agresiones a la carpa de SCC en la UAB, a partidarios de la Selección española… ¿qué opina?

Esta, según algunos, «revolución de las sonrisas», se torna en otra cosa menos amable en demasiadas ocasiones. Se advierte la utilización de lenguaje de odio, xenófobo a veces, contra todo lo que, según sus usuarios, no concuerda con su propia definición de «catalán». Ello ha desembocado en actos de intimidación, cuando no de violencia, hacia sus «contrarios». Pero quisiera llamar la atención, más que sobre incidentes puntuales violentos, hacia esa fragmentación de la sociedad civil que provoca el «procés», esa división social sorda que tiene lugar en familias, en centros de trabajo...

¿Cómo cree que acabará el «procés», con unas nuevas elecciones autonómicas?

Seguramente. Y serán elecciones autonómicas, como no pueden ser de otra manera. Quiero decir que no cabe calificarlas de plebiscitarias como se intentó con las últimas habidas en Cataluña, porque no existen elecciones plebiscitarias en ningún país democrático, ni de constituyentes porque el poder constituyente reside en el pueblo español en su conjunto.