El narco Sito Miñanco, tras su detención
El narco Sito Miñanco, tras su detención - EFE

Sito Miñanco intentó introducir 6.000 euros en prisión

El narcotraficante se aventuró a lo mismo en el año 2001; cree «fundamental» tener dinero las primeras horas en la cárcel

MadridActualizado:

José Ramón Prado Bugallo, alias «Sito Miñanco», es hombre de costumbres fijas. El mayor narcotraficante de la historia de España, que fue detenido de nuevo el pasado 5 de febrero tras haber pasado 17 años en prisión, volvió a intentar introducir subrepticiamente en prisión 6.000 euros. Lo hizo, como ya se aventuró en otra de sus detenciones, en 2001, escondiendo el dinero entre sus enseres personales. Y también fue descubierto.

En esta ocasión, Sito Miñanco introdujo el dinero entre su ropa tras declarar en la Audiencia Nacional y antes de ser trasladado a la prisión de Alcalá Meco, donde permanece recluido. Cuando llegó a la cárcel, los funcionarios le sometieron a los habituales trámites penitenciarios de registro y todas sus pertenencias quedaron depositadas en una taquilla custodiada bajo llave. Un día después, los funcionarios sacaron los objetos para entregárselos pero antes los registraron, momento en el que descubrieron el fajo de billetes.

Sito Miñanco cree «fundamental» tener dinero durante las primeras horas que pasa en cada período de condena en prisión, para así imponer y dejar claro su «status» entre los presidiarios. Así lo aseguró en 2001, cuando tras otra detención e ingreso en prisión intentó con el mismo método meter igual cantidad de dinero entre sus pertenencias. Es más, en ese momento pidió a los funcionarios que le habían descubierto que se repartiesen el dinero entre ellos o, al más puro estilo gánsteril, que se lo gastasen en una comida a su salud.

El narcotraficante fue detenido nuevamente el 5 de febrero tras haber reincidido en el tráfico de cocaína utilizando sus contactos con los cárteles colombianos. Según los investigadores, Sito Miñanco estaba a punto de lograr el monopolio de la cocaína en España y su organización tenía capacidad para mover 15 toneladas al año. Había salido de prisión en 2015, momento en el que le fue concedido el régimen abierto para trabajar como vigilante de un parking en Algeciras.