Pedro Sánchez
Pedro Sánchez - EFE

Sánchez, el primer presidente en viajar a Davos desde 2010

El último en hacerlo fue José Luis Rodríguez Zapatero, en un momento en que la economía española estaba en recesión y acercándose a la peor fase de la crisis, y tuvo que defenderla de multitud de críticas en el foro

S.E.
Actualizado:

Pedro Sánchez tacha un destino más en su ruta de viajes por el mundo. Esta semana, el presidente del Gobierno viaja al foro de Davos (Suiza), donde este mismo miércoles protagonizará una intervención ante el plenario. Es la primera visita en diez años de un líder del Ejecutivo a esta cita. El último en viajar a Suiza fue José Luis Rodríguez Zapatero en 2010, y lo hizo en un momento en el que la economía española estaba en recesión y acercándose a la peor fase de la crisis. Zapatero tuvo que defender al país de numerosas críticas en un foro en el que estuvo junto al primer ministro heleno, George Papandreu.

Con estos antecedentes, el Gobierno de Sánchez acude a Davos con varios objetivos. Entre ellos, buscar «liderazgos cooperativos» y trasladar la solidez de la economía española. En la agenda del presidente, según han informado fuentes del Ejecutivo y recoge Europa Press, se han priorizado los encuentros con grandes empresas que tienen interés en España. Para cerrar su agenda, Sánchez habría rechazado más de 60 peticiones de encuentros bilaterales en Davos, según Ep.

El viaje a Davos engrosa la lista de ciudades que Sánchez ha visitado desde que tomó posesión como presidente del Gobierno. Desde el pasado 1 de octubre, el socialista ha viajado en 21 ocasiones a 18 destinos distintos entre los que destacan La Habana (Cuba), Katowice (Polonia), Bruselas (Bélgica), Milán (Italia), Buenos Aires (Argentina), entre otros. En ninguno cerró un solo acuerdo bilateral importante o resolvió algún conflicto.

A todos esos viajes internacionales hay que sumarles los que ha realizado en territorio nacional. El último fue a Lanzarote, con motivo de sus vacaciones de Navidad. El presidente Sánchez disfrutó junto a su familia de un enclave de lujo en una imponente villa a pie de mar. La familia Sánchez-Gómez se alojó en La Mareta, donde la estancia está valorada en 2.500 euros por día, según informó ABC.

Antes de viajar a Lanzarote, Sánchez ya desató el enfado por malgastar recursos. El líder del PSOE utilizó su avión oficial para viajar a Castellón para acudir a ver a The Killers en el FIB, previa breve reunión con Ximo Puig. Después de esa excursión también visitó Valladolid. Para cubrir la ruta, de apenas 200 kilómetros, movilizó el Falcón, un helicóptero y un Airbus.