Rajoy junto a sus vicesecretarios hoy en Génova
Rajoy junto a sus vicesecretarios hoy en Génova

Rajoy relativiza las encuestas que ve mediatizadas solo por Cataluña y fía su remontada al empleo

El PP anuncia un «rearme programático» y «reforzará» sus candidaturas para hacer frente al ascenso de Ciudadanos

MadridActualizado:

Mariano Rajoy tiene plena confianza en que el Gobierno ha hecho lo que debía en Cataluña, sin «demagogia» ni partidismos, por el interés de España y no del PP. Y aunque comprende la «frustración» interna por el derrumbe electoral de su partido y reconoce «errores» en la gestión política, que no ha explicitado, Rajoy ha pedido a los suyos calma para relativizar su debilidad en las encuestas, que marcan un serio ascenso de Ciudadanos en toda España.

«Sé que mucha gente se ha podido sentir frustrada con el resultado de las elecciones y es lógico», ha dicho ante la junta directiva nacional del PP, reunida en Génova, donde ha respondido a quienes le pedían un 155 más largo y más severo. «No hemos aplicado el 155 para prohibir el independentismo, sino para obligar el independentismo a respetar la ley», ha justificado, conformándose con el hecho de que Cataluña ha vuelto al marco constitucional. «La respuesta que ha liderado el Gobierno ha sido buena para España aunque no para el PP», ha resumido.

Pero no ha ofrecido a los suyos ninguna explicación sobre las razones que han dejado al PP tiritando en el Parlamento de Cataluña. Ni si quiera ha hecho mención a Ciudadanos, que capitalizó todo el voto útil constitucionalista. Sí ha agradecido el «pundonor» de Xavier García Albiol y el PP catalán en circunstancias adversas.

«Sin duda como partido hemos cometido errores. Lo admitimos y tendremos que hacer las cosas mejor. Pero la respuesta del Gobierno ha sido buena», ha resuelto Rajoy, que ha reivindicado que el PP ha sacado a España de la crisis económica ha devuelto a Cataluña a la legalidad. Los independentistas, ha señalado, se pelean hoy entre ellos sobre quién y cómo gobernará la Generalitat, pero nadie habla ya de la vía unilateral hacia la independencia. «Hemos cortado en seco su avance».

Rajoy ha aplicado su receta de siempre para intentar animar al PP, alicaído por encuestas como la de GAD3 que publica hoy ABC, y que señala a Albert Rivera como el favorito de los españoles. El líder del PP ha recomendado calma a los suyos, que eso ya lo vivieron en las generales de 2015, cuando hubo sondeos que anticiparon el «sorpasso» en el centro-derecha. No ocurrió.

«Conviene no olvidar que cada elección es un mundo en sí mismo. Mucho cuidado con las extrapolaciones», ha avisado dejando claro que los actuales sondeos -a la espera del CIS- están mediatizados por Cataluña y convencido de que la «inmensa mayoría» de los españoles aprueba su intervención, a la que añade el mérito de haber concitado el consenso de PSOE y Cs.

Experiencia de gestión

En Génova se repite el argumento de que cada elección es distino, que los sondeos son una foto cambiante y que a la hora de la verdad los ciudadanos valoran un partido con experiencia de gestión. Así lo ha dicho Rajoy: «Las encuestas son solo una fotografía de lo que piensa la gente en un momento concreto», ha insistido recordando que no habrá adelanto electoral y que ahora toca centrarse en la cita de las autonómicas y municipales.

Rajoy ha destacado la fortaleza del PP, con mayor implantación territorial y protagonista de la transformación de España. Su experiencia de gestión está contrastada frente a Ciudadanos, que sólo gobierna en dos ayuntamientos: Mijas (Málaga) y Arroyomolinos (Madrid), recuerda el PP. Rajoy fía su remontada a las encuestas en la recuperación económica y la creación de empleo: 20 millones de trabajadores en 2020.

«No tengo ninguna duda de que vamos a recuperar nuestros apoyos electorales y vamos a trabajar intensamente para ello», ha prometido Rajoy a los suyos. Con ese objetivo, el PP ha convocado una convención nacional en marzo en Andalucía, además de una decena de citas temáticas por toda España. El PP anuncia su «rearme programático» y promete reforzar sus candidaturas. «Debemos elegir a los mejores equipos y mejores candidatos. Vamos a reforzar nuestra oferta de candidatos», ha dicho Rajoy, sin desvelar el calendario de la designación de cabezas de cartel. También habrá una campaña de nuevas afiliaciones en toda España.