Mariano Rajoy, presidente del Gobierno

Rajoy: «No me voy a rendir nunca»

El presidente del Gobierno en funciones acusa a Ciudadanos de «sindicarse» con el PSOE para «echarle» de La Moncloa

GUADAMUR (TOLEDO)Actualizado:

Mariano Rajoy lanzó este mediodía un claro mensaje de que no tiene intención de retirarse: «me he sentido muy querido y apoyado en este acto, y quiero que sepáis que no me voy a rendir nunca». Ha sido en Guadamur, un pequeño pueblo a las afueras de Toledo. Primero ha visitado un museo acompañado por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y la alcaldesa del pueblo.

Luego ha intervenido en un acto organizado por Nuevas Generaciones en el que la alcaldesa le ha entregado una placa y le ha declarado persona «muy grata», a diferencia de lo ocurrido el mes pasado en su ciudad de origen, Pontevedra, donde el ayuntamiento, controlado por el PSOE y los grupos de izquierda, le declararon persona non grata por haber prorrogado el permiso de una empresa papelera que contamina la ría.

El discurso de Rajoy ha estado plagado de mensajes en clave sobre su fortaleza para «seguir luchando», como le han pedido todos los oradores. El presidente del Gobierno en funciones ha cargado, sin citarles, contra Albert Rivera y Pedro Sánchez; sobre todo contra el primero, al que ha llegado a acusar de «sindicar» a Ciudadanos con el PSOE para «echarle» de La Moncloa.

No se puede pedir al PP, insistió, que renuncie a su victoria y se sume a una operación que pretende «derogar todo lo hecho en los últimos cuatro años». Eso nunca es bueno, recordó, y los efectos de ese tipo de políticas, si llegaran a darse, los pagarían todos los españoles. Por ejemplo, explicó, derogar las diputaciones significaría dejar sin servicios a millones de españoles que viven en pueblos pequeños como Guadamur. «Hay gente que vive las 24 horas en la moqueta pero deben saber que el mundo rural también existe».

«No participaremos en el sainete»

Mariano Rajoy ha reiterado que el PP nunca apoyará la investidura del líder socialista y que a este solo le queda intentarlo con Podemos, lo cual es «malo para España».

El líder popular bromeó incluso con el número de «ruedas de prensa, vetos y dimes y diretes que hemos visto en estos días». «Nosotros», prosiguió, «no vamos a participar en este sainete» pero la mano del PP sigue tendida a PSOE y C's para una investidura de un gobierno presidido «por quien ha ganado las elecciones».

Por otro lado, el presidente del Gobierno en funciones, que ayer estuvo en la cumbre de la UE en Bruselas negociando la política de asilo comunitaria, reveló este mediodía que ha remitido una carta a todos los grupos parlamentarios para informarles de los resultados del acuerdo con Turquía. Un acuerdo, insistió, que va a permitir el trato a los refugiados con la «dignidad» que exigía España.