El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, tras la firma del acuerdo con Ciudadanos - EFE

Rajoy considera el acuerdo muy positivo, pero insuficiente

El candidato del PP se reúne con Pedro Sánchez este lunes en el Congreso

madridActualizado:

El presidente en funciones y candidato del PP, Mariano Rajoy, se ha mostrado muy satisfecho por el acuerdo firmado este domingo con Ciudadanos en el Congreso, y ha destacado los 170 votos que tendrá en su investidura, pero ha destacado que siguen siendo insuficientes. Por eso, este lunes se reunirá con Pedro Sánchez, a las 13 horas en el Congreso, para trasladarle la necesidad de acabar con la anomalía de un bloqueo político que dura ya más de ocho meses.

Rajoy ha felicitado al equipo negociador del PP y ha agradecido a Ciudadanos, a su presidente y a los negociadores de este partido el trabajo realizado durante los últimos días. «Hemos dado un paso muy importante», ha insistido. En ese sentido, ha señalado que hay dos fuerzas políticas que han hecho su trabajo, y ahora corresponde a otros, el PSOE, cumplir con su obligación.

«España necesita un Gobierno en plenitud de funciones, a la mayor celeridad posible», ha señalado. De hecho, Rajoy ha dejado la puerta abierta a volverse a presentar como candidato si fracasa la investidura de la próxima semana, y ha subrayado que no tiene por qué ser después de las elecciones vascas y gallegas del 25 de septiembre.

La aprobación de los Presupuestos en tiempo y forma, antes del 30 de septiembre, es un objetivo que para Rajoy es primordial, y que va a intentar cumplir pase lo que pase el próximo 2 de septiembre. Además, ha señalado que el acuerdo con Ciudadanos será válido después del viernes, día de la segunda votación, aunque fracase en su intento de investidura.

Respecto al contenido del acuerdo, ha destacado que el primer punto, el de la recuperación económica, la competitividad y la creación de empleo, es el objetivo número uno, y así lo señalará también en su discurso de investidura del próximo martes.

En cuanto a la reforma de la Constitución, recogida en el acuerdo en forma de mesa de trabajo para explorar las posibilidades que hay, Rajoy ha enfriado las expectativas, al decir que no quiere decir que se vaya a reformar la Carta Magna, sino que se va a estudiar su posible modificación. Y siempre, para el PP, teniendo en cuenta que no debe tocarse la unidad de España, la soberanía nacional ni la igualdad de todos los españoles.