La exsecretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal - ÓSCAR DEL POZO / Vídeo: El PP asegura no estar "ni mínimamente preocupado" por las últimas relevaciones de Villarejo

El Gobierno sí da validez a los audios de Villarejo contra Cospedal

Calvo acusa a la exsecretaria general del PP de intentar entorpecer a la Justicia con su cita con el excomisario

MadridActualizado:

Después de cuestionar que se atacase al Gobierno por las conversaciones entre el excomisario Villarejo y la ministra de Justicia, Dolores Delgado, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, sí las ha utilizado para cargar contra María Dolores de Cospedal: «Quien a hierro mata, a hierro muere».

Calvo manifestó ayer que al PP se le «vuelve en contra» su plan de que estas grabaciones marcaran «el rumbo de la política española». Así se refirió Calvo a las grabaciones que desvelan que recibió a Villarejo en su despacho en plena instrucción del caso Gürtel. La vicepresidenta del Gobierno aseguró que esa reunión demuestra que su objetivo era «entrar a entorpecer la acción de la Justicia».

Desde el Gobierno se asegura que estas conversaciones no son de carácter privado y que las de Delgado sí lo eran: «El PP, en su huida radical y enloquecida ha querido que estas grabaciones, que en algunos casos completamente ilegales porque son de la actividad privada de las personas en otros casos no, como el de Cospedal, marquen el rumbo de la política española, pues ahora tiene que afrontar su propia situación». Calvo reprochó que el PP «ha ido tan lejos tan disparatadamente a colocar la política española en una batalla campal que ahora recibe en bumerán los propios efectos de lo que ha provocado».

Antes, la portavoz del PSOE en el Parlamento Europeo Iratxe García había exigido explicaciones este martes a la formación popular por la reunión que mantuvo la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal con el excomisario de Policía José Manuel Villarejo en su despacho en la sede de Génova en julio de 2009. Ha pedido «la misma vara de medir» que se tuvo con la ministra de Justicia, Dolores Delgado, tras sus filtraciones.

En este sentido, y al ser cuestionada por si desde la bancada socialista pedirán la comparecencia de la exsecretaria del PP en el Congreso de los Diputados, Iratxe García aseguró que es al presidente del PP, Pablo Casado, a quién le corresponde «exigir responsabilidades en el seno de su partido», aunque ha urgido explicaciones durante la jornada de este martes.

Considera la parlamentaria socialista que los populares deben utilizar «la misma vara de medir» que usaron cuando éstos pidieron la reprobación de la ministra de Justicia y la exigieron su dimisión por unos audios con Villarejo. En estos audios de la ministra con Villarejo, se puede escuchar a Dolores Delgado referirse con términos homófobos a su compañero de Gobierno, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Además, el Senado reprobó a Dolores Delgado el pasado 25 de septiembre por su gestión en la defensa del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ante la demanda presentada por los dirigentes independentistas.