Cayetana Álvarez de Toledo y Pablo Casado
Cayetana Álvarez de Toledo y Pablo Casado - EFE

El PP responde a 52 diputados franceses que defendieron las mentiras de los separatistas

Casado, Álvarez de Toledo, Maroto, Montserrat y todos los parlamentarios populares envían una tribuna a «Le Monde»

MadridActualizado:

El Partido Popular ha respondido este miércoles a los 52 diputados de la Asamblea Nacional de Francia que defendieron en «Le Journal du Dimanche» a los independentistas catalanes juzgados por el Tribunal Supremo. En una tribuna publicada hoy en «Le Monde», los parlamentarios del PP expresan la «indignación» que les produce las «acusaciones tan graves e infundadas que realizaron».

Los 148 diputados, senadores y europarlamentarios del PP firman la tribuna, en la que recuerdan que «los líderes independentistas no han sido juzgados por sus opiniones, sino porque han atacado nuestras leyes fundamentales, violando los derechos y libertades de millones de españoles, sobre todo de los ciudadanos de Cataluña».

En el escrito, encabezado por la firma de Pablo Casado, Cayetana Álvarez de Toledo, Javier Maroto y Dolors Montserrat, el PP defiende que «la democracia española goza de una calidad tan elevada como la francesa, según todas las organizaciones internacionales».

«Nuestro país tiene uno de los sistemas más descentralizados del mundo, con el poder dividido entre las instituciones centrales y las autónomas, a diferencia de Francia, que cuenta con un modelo político más centralizado», explican a los diputados franceses.

En la tribuna, los populares aseguran que si, por ejemplo, los líderes nacionalistas que actualmente constituyen la mayoría en las instituciones regionales de Córcega organizaran un referéndum ilegal sobre la independencia de Córcega y proclamaran unilateralmente la independencia, rompiendo la Constitución, y en particular su artículo primero sobre la «República indivisible», «los tribunales franceses y todas las instituciones sin duda reaccionarían con la misma firmeza en defensa de sus reglas democráticas, su Constitución y la unidad de Francia».

«Si esto sucediera, nosotros estaríamos sin dudarlo del lado de Francia, para defender su democracia, su Constitución y su unidad, con la misma convicción con la que actualmente estamos defendiendo la democracia española, nuestra Constitución y la unidad de nuestro país».