El Rey abandona el hospital tras ser operado del tendón de Aquiles
El monovolumen en el que Don Juan Carlos ha abandonado el Hospital San José - EFE

El Rey abandona el hospital tras ser operado del tendón de Aquiles

Don Juan Carlos ingresó anoche a la clínica San José de Madrid

almudena martínez-fornes
Actualizado:

El Rey ha abandonado a primera hora de esta mañana la clínica San José de Madrid, donde ingresó anoche a las 21.15 horas.Don Juan Carlos ha sido operado «con éxito» del tendón de Aquiles de su pie izquierdo mediante una reconstrucción reforzada con un auto-injerto. Don Juan Carlos padecía una lesión desde primeros de agosto que no le ha mejorado con la inmovilización que le recomendaron los médicos.

El Monarca se encuentra «en buen estado en el Palacio de La Zarzuela, donde seguirá su recuperación», según explica el parte médico.

El monarca ha salido del centro hospitalario a las 7:30 horas en un monovolumen con los cristales tintados y con ropa deportiva. Se dirige ahora al palacio de La Zarzuela, ya que este tipo de intervención no precisa ni anestesia total ni hospitalización, aunque sí dos o tras semanas de reposo absoluto y tres o cuatro meses de rehabilitación, según fuentes hospitalarias.

Don Juan Carlos ha sido operado por el doctor Ángel Villamor, el mismo traumatólogo que le practicó el pasado 3 de junio una artroplastia en la rodilla derecha, articulación que se había lesionado veinte años antes en un accidente de esquí.

La operación del Rey fue confirmada el pasado jueves por el Palacio de La Zarzuela, que no concretó una fecha exacta. Según estas fuentes, la intervención se efectuaría la próxima semana, pero durante todo el domingo numerosos medios de comunicación empezaron a instalarse frente a la clínica ante un posible ingreso del Monarca. Los facultativos harán público un parte médico en breve.

Es la tercera intervención a la que se somete el Monarca en el último año y medio, después de la extracción de un nódulo benigno en el pulmón derecho, que tuvo lugar el 8 de mayo de 2010 en el Clínico de Barcelona, y la artroplastia de la rodilla derecha, que se le practicó el pasado 3 de junio en la clínica San José de Madrid.

Después de la intervención en el talón de Aquiles, que los facultativos definen como una operación sencilla, Don Juan Carlos deberá realizar un programa de rehabilitación, igual que ocurrió tras la atroplastia de la rodilla derecha.

El Rey empezó a sentir molestias en el talón de Aquiles el 4 de agosto

El Rey empezó a sentir molestias en el talón de Aquiles el pasado 4 de agosto. Para entonces, el Monarca ya había abandonado las muletas que estuvo utilizando tras la operación de rodilla. Esa noche Don Juan Carlos había acudido conduciendo su propio coche al Real Club Náutico de Palma de Mallorca, donde se celebró la cena conmemorativa de los XXX años de la Copa del Rey de vela. Sin embargo, a mitad de la cena, al Rey le apareció un dolor repentino en el talón de Aquiles, que ya le impidió regresar conduciendo el automóvil al Palacio de Marivent.

Al día siguiente, los médicos recomendaron a Don Juan Carlos que utilizara una bota inmovilizadora para aliviar la tendinitis y con ella se le pudo ver por primera vez en la cena que ofreció a las autoridades baleares en el Palacio de La Almudena. Pero ni la bota inmovilizadora —que le obligó a utilizar unos zapatos con alzas para equilibrar la altura— ni la recuperación de una de las dos muletas lograron mejorar la tendinitis, por lo que los médicos aconsejaron a Don Juan Carlos que se sometiera a esta sencilla intervención quirúrgica. A la espera de cómo evolucione, Don Juan Carlos no ha programado ningún acto público para los próximos siete días.